La primera dama china, Peng Liyuan, enciende la polémica por usar un iPhone
Peng Liyuan saca una foto con su iPhone. A su lado aparece el presidente chino, Xi Jinping, y el de México, Enrique Peña Nieto - efe

La primera dama china, Peng Liyuan, enciende la polémica por usar un iPhone

El Partido Comunista lidera una dura campaña de desprestigio contra Apple por «discriminar» a los usuarios del gigante asiático

Actualizado:

La primera dama de la República Popular China, Peng Liyuan, se ha metido en aprietos. Y todo por una simple fotografía. Y es que la carismática esposa del presidente Xi Jinping, conocida como «la Carla Bruni china» por su pasado como cantante, ha despertado un tsunami de críticas en su país por tomar unas fotos con un móvil iPhone de la marca Apple mientras visitaba las ruinas de Chichén Itzá, en México, junto al presidente de ese país, Enrique Peña Nieto.

«¿No habíamos quedado en que Apple es una maligna empresa imperialista?», ironizó un usuario de Weibo, el « Twitter chino». «¿Por qué no utiliza un teléfono chino?», se preguntó otro internauta. Como muchos de los otros que se han fijado en el logotipo de la manzana mordida, estos ciudadanos anónimos del gigante asiático se referían a la campaña de desprestigio que lanzó hace unos meses el Partido Comunista Chino contra la empresa cofundada por Steve Jobs a través de los principales medios de comunicación estatales.

El pasado 15 de marzo, día internacional del consumidor, la principal cadena de televisión de China, CCTV, incluyó a Apple en un programa anual que denuncia los abusos de las empresas frente a sus clientes. En aquella emisión, la cadena que depende directamente del Partido Comunista, en cuyas filas milita Peng, comparó las garantías que la compañía americana ofrece a los usuarios del iPhone en China y en el resto del mundo, y aseguró haber descubierto que «los chinos son víctimas de la discriminación».

Toda la campaña mediática del gobierno chino contra la multinacional estadounidense se basa en un simple detalle: la garantía que Apple ofrece a sus clientes chinos tiene menor cobertura que la del resto de mercados. El propio consejero delegado de la empresa, Tim Cook, se ha disculpado públicamente por esa supuesta discriminación y ha modificado los plazos de garantía. Ahora, viendo a Peng Liyuan, inseparable de su iPhone, podría deducirse que la República Popular China vuelve a estar en paz con Apple.