Willy Toledo, un «Che Guevara» español
El actor acude a la presentación del libro «Sospechas y disidencias. Una mirada cubana en la red» - jaime garcia
gente

Willy Toledo, un «Che Guevara» español

El actor español mostró su apoyo al régimen cubano en la presentación del libro de un bloguero castrista

belén garcía Hidalgo
Actualizado:

Pantalones vaqueros y camiseta de manga corta en tono gris azulado. Así hacía acto de presencia Willy Toledo en la sala Cervantes de la Casa de Américas (Madrid). Entre los asistentes a la presentación del libro de Iroel Sánchez Espinosa, «Sospechas y disidencias. Una mirada cubana a la red», se percibía un sentimiento común: respiraban Cuba, se enorgullecían de su revolución. Camisetas con lemas como «Fidel, 80 años más» o «Preparados para la defensa» se mezclaban con otras que, sobre un fondo negro, alababan la figura de un admirado Che Guevara.

El actor español fue recibido entre calurosos abrazos y en un ambiente de total camaradería. Entró en la sala como un héroe que entiende que «Cuba es la vía». La vía de escape ante lo que considera un sistema capitalista caduco, condenado a ser relevado por la única alternativa posible: el socialismo. Así lo entienden en la isla y, por lo visto, también así lo ve el actor español Willy Toledo que, en palabras del bloguero cubano, «está muy de moda en España».

Su intención de irse a vivir a la isla ha desatado toda una polémica, sobre todo tras las declaraciones realizadas en la cadena de televisión venezolana « TeleSur». En ellas, defiende el modelo educativo y sanitario de Cuba y lanza unas duras críticas a España, un país que define como «privatizador de los derechos fundamentales y de los suicidios». Durante el evento, Willy Toledo mostró su complacencia con el modelo cubano, muy en consonancia con lo afirmado en aquella entrevista cuando afirmó que «de América Latina me llevaría todo».

No fue posible pasar por el alto el comentario de Esperanza Aguirre que, ante los gritos de «Sanidad Pública» de un grupo de manifestantes, no dudó en invitar a estos a partir junto al actor. Una invitación que fue tomada como un halago ya que, según Iroel Sánchez Espinosa, es el mejor síntoma de que el servicio sanitario de su país es el modelo a imitar o, mejor aún, el enemigo a derribar. «Lo primero que se les viene es atacar a Fidel, a Cuba. Hay que acabar con ese punto de partida. Fidel es el culpable porque ha demostrado que poniendo al ser humano en el centro de la política se pueden hacer cosas», argumentaba Sánchez Espinosa.

Entre risas y aplausos los asistentes confirmaban su acuerdo con el argumentario de los ponentes que acompañaban al bloguero cubano: la doctora Ángeles Díez Rodríguez, profesora de Ciencias Políticas y de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, y el doctor Carlos Fernández Liria, profesor titular de Filosofía en la misma universidad. Un argumentario que se sostenía sobre dos pilares básicos: la teoría de la conspiración y el frente abierto en una guerra mediática que no deja ver la verdadera realidad cubana.