Jocelyn Wildenstein, más conocida como la «mujer gato», podría estar en la bancarrota
Jocelyn Wildenstein en un evento de la firma Cartier en Beverly Hills, en mayo de 2005 - cordon press

Jocelyn Wildenstein, más conocida como la «mujer gato», podría estar en la bancarrota

La viuda del multimillonario francés Alec Wildenstein se ha gastado más de 4 millones de dólares en cirugías estéticas «para parecerse a un felino»

Actualizado:

Jocelyn Wildenstein, famosa entre los ricos y famosos como la mujer que se gastó más de cuatro millones de dólares en cirugías estéticas para parecerse a un gato, estuvo a punto de ser desahuciada de su lujoso piso en Nueva York por no pagar 73.500 dólares de alquiler (unos 55.600 euros).

El «New York Post» informa este jueves que «madame» Wildenstein, quien recibió una fortuna de 2.500 millones de dólares en su acuerdo de divorcio del magnate francés Alec Wildenstein en 1997, iba a ser desalojada de su piso en la planta 57 de la famosa Torre Mundial Trump, en el número 845 de la UN Plaza, «por no pagar la renta mensual de 18.000 dólares desde octubre del año pasado». En la larga lista de célebres vecinos de este rascacielos residencial diseñado por Costas Kondylis figuran nombres como los de Derek Jeter, Bill Gates, Sophia Loren o Harrison Ford.

Al borde de la ruina

El tabloide neoyorquino apunta que los propietarios comenzaron el proceso de desahucio en un juzgado de Manhattan y que Jocelyn Wildenstein, de 72 años, debía presentarse ante la jueza civil Sabrina Kraus este 1 de febrero. Para evitar el desalojo y el escándalo de los tribunales, Wildenstein habría saldado su deuda «in extremis» en la noche del miércoles.

«Wildenstein se muestra como un miembro más de la jet-set internacional, con muchas casas alrededor del mundo. Sin embargo, parece ser que no tiene tanto dinero como todos nosotros pensamos. ¿Se habrá gastado todo su dinero en cirugías estéticas?», dijo una fuente del caso al «New York Post». Los abogados de la excéntrica millonaria no han respondido a las preguntas de ese periódico.

Una fortuna en arte

Jocelyn Perisse nació el 5 de agosto de 1940 dentro de una familia de clase media en Lausana, Suiza. Gracias a su destreza como cazadora y piloto, el traficante de armas saudí Adnan Khashoggi le presentó a Alec Wildenstein en un viaje a Kenia en los años 80. Él era el heredero de Wildenstein and Company, una de las galerías de arte más prestigiosas y rentables del mundo con oficinas en Nueva York, Tokio y París.

Tras un año de noviazgo, la pareja se casó en Las Vegas. Casi dos décadas después, en 1997, estalló el mediático juicio de divorcio de los Wildenstein. Tras un largo proceso que se prolongó hasta 2005, un juez francés falló que Jocelyn debía recibir la mitad de la fortuna de su marido, una mitad estimada en 2.500 millones de dólares (unos 1.800 millones de euros). Pocos años después, Alec Wildenstein falleció en su residencia en París.