Frédéric Chopin y el lorito de mar
Gastrónomos exquisitos

Frédéric Chopin y el lorito de mar

El virtuoso pianista vivió un romance con la baronesa Dudevant en Valldemosa (Mallorca)

Actualizado:

Cuando se habla de romanticismo, en el terreno de la música, se piensa automáticamente en Chopin. Frédéric (o Fryderyk, en polaco) Chopin nació en Varsovia en 1810, hijo de un emigrante francés; y en la capital de la patria de su padre murió sin llegar a cumplir los cuarenta años. Hijo de francés, en Polonia; polaco, en Francia. Ambos países, y sobre todo la época que le tocó vivir, influyeron fuertemente en su música. Sus nocturnos, sus valses, sus preludios, su «Polonesa triunfante», son piezas que todo el mundo conoce… aunque seguramente muchos ignoren el nombre de su compositor.

Chopin vivió un tumultuoso romance, primero, y años de amistad, después, con la baronesa Dudevant, née Amandine Aurore Dupin y conocida, sobre todo, por su seudónimo masculino como novelista: George Sand. La mala salud del compositor hizo que ambos viajasen a Mallorca en 1838, buscando un clima reparador: no pudo ser, les tocó un invierno lluvioso y frío, y pronto volvieron a París. De Mallorca la Sand dejó «Un invierno en Mallorca», y Chopin sus Preludios.