Los novios Alejandro Santo Domingo y Lady Charlotte Wellesley
Los novios Alejandro Santo Domingo y Lady Charlotte Wellesley - Ruiz de Almodóvar y Agencias

Alejandro Santo Domingo se casa con Lady Charlotte Wellesley

El 28 de mayo Íllora será escenario del enlace entre el heredero de una de las familias más adineradas de Colombia y la hija del duque de Wellington. Así se prepara la gente de la localidad para el gran día

Íllora (Granada)Actualizado:

Todo está en calma, pero no se para de trabajar en Íllora, un pueblecito a media hora larga de Granada, en los preparativos de la boda del año. Como ya adelantó ABC en exclusiva, el multimillonario colombiano Alejandro Santo Domingo y Lady Charlotte Wellesley se darán el «sí quiero» el próximo sábado (28 de mayo) en la iglesia de la Encarnación ante un nutrido grupo de invitados de la jet set internacional, entre los que se espera a la actriz Eva Longoria, el cantante James Blunt o el presidente de Colombia,Juan Manuel Santos.

¿Qué se les ha perdido en el municipio del Poniente granadino? Aquí tienen los Wellesley una finca desde tiempos de Napoleón. Conocida como La Torre, fue un regalo de las Cortes de Cádiz al primer duque de Wellington por su ayuda militar a España contra los franceses en la Guerra de la Independencia.

En Íllora es una familia querida que se deja ver en misa los domingos o paseando por su bello casco histórico. La hija del actual duque, Charles Wellesley, es una experta en arte que trabajó con el prestigioso fotógrafo de moda Mario Testino. Habla español con acento andaluz y es una enamorada de la iglesia de la Encarnación, que, a corto plazo, es la principal beneficiada de que Íllora haya sido elegida para el enlace del año.

En un templo del siglo XV

No han sido pocas las iniciativas de una plataforma civil creada para la restauración de este bien de interés cultural en los últimos años. Mandada construir por los Reyes Católicos en el siglo XV, ya se han realizado las primeras catas para la restauración de los tejadillos. Queda mucho por hacer, por lo que los donativos de la familia Wellesley están siendo muy bienvenidos.

Su puerta principal no se puede abrir por razones de seguridad, por lo que novios e invitados accederán por la lateral, como los de la decena aproximada de bodas que cada año acoge el pueblo.

Xavier Herrera es un ecuatoriano afincado en Íllora desde hace 17 años. Es el encargado de restaurar y tapizar en terciopelo rojo los cuatro reclinatorios en los que orarán los novios y padrinos, así como los treinta y cuatro bancos que ocuparán los invitados en una boda que la familia quiere íntima.

El Crucificado que la novia ha pedido expresamente que presida la ceremonia ha sido ya afianzado y retocado a la espera de que, tras la ceremonia, se proceda a su restauración integral, comprometida también por los Wellesley.

A esta iglesia, para la que se han pedido amplias telas blancas para su decoración interior, llegarán los familiares y amigos en microbús desde los hoteles de Granada y su entorno que los acogerán. La ceremonia religiosa estará oficiada previsiblemente por el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, y un representante de la Iglesia anglicana. Es la religión de la familia de la joven Charlotte, quien ha supervisado personalmente estos días los preparativos desde la finca familiar de La Torre adonde se trasladarán posteriormente los invitados el próximo sábado.

Repercusión económica

La repercusión económica del enlace en el municipio no se puede calcular. Son muchos los medios especializados que han puesto a Íllora en el mapa, cuestión básica para articular paquetes turísticos. Es una buena noticia para el centenar de casas rurales del municipio granadino, que ya tienen estas últimas semanas más demanda que otros años por estas fechas.

No habrá representación municipal en la ceremonia religiosa, más allá de la de san Rogelio, Patrón del pueblo, que, a la derecha del altar mayor, seguirá atento el día en que Alejandro Santo Domingo dejará de ser el soltero más cotizado de Nueva York.

Corren a cargo de empresas ilurquenses las labores de mantenimiento, pintura y construcción que se están realizando para habilitar el antiguo lagar de la finca, de casi mil hectáreas. Se ha instalado un tejado nuevo, artesonado de madera y solería hidráulica. También un interiorista granadino participa en la adecuación de que todo esté listo para el convite, en el que se prevé representación de las Casas Reales británica, por la amistad de Carlos de Inglaterra con el duque de Wellington, y monegasca, al ser el novio tío carnal de Tatiana Santo Domingo, esposa de Andrea Casiraghi.

Tranquila espera

Juan Mercado y Enrique Mazuecos, dos veteranos vecinos, apuran el aperitivo del mediodía en el bar 72, frente a la puerta por la que, limpia de las pintadas que aparecieron recientemente, todos desfilarán en una semana. Se congratulan de que el pueblo se dé a conocer, aunque "ambiente de boda no se ve" en calles y comercios, dice Mercado.

La florista Delia López, que ha decorado en varias ocasiones la iglesia para conocidas familias de Íllora, reconoce que los invitados "no van a venir aquí a por una pamela o un ramo de flores".

Los arreglos que en aceras se realizan son los habituales en el centro del pueblo para dar trabajo a desempleados.

Los responsables del bar se muestran preocupados de que pueda afectar al normal desarrollo de la Feria de la Tapa, que se celebra este fin de semana. Pero asienten todos cuando reconocen que vendrán vecinos de toda la comarca al olor del jolgorio rosa de la boda del año.