Los seis peinados que triunfan en 2018

El corte y el color ya no están bajo el dictado de una única tendencia. Melenas eclécticas y variadas, para que nadie esté fuera de onda

Teresa de la Cierva
MADRIDActualizado:

Mechas «shatush», cortes «boyish» y tonos «cream soda», rubio polar, marrón chocolate o cobre veneciano. De la mano de David Lesur, director de formación en los salones David Künzle de Madrid, y Eduardo Sánchez, directos de la Maison que lleva su nombre, analizamos las tendencias capilares para este año. ¿La inspiración? Las cabezas de seis cotizadas actrices y modelos.

123456
  1. El chocolate helado de Kendall Jenner

    Las parisinas llevan años demostrando que el marrón oscuro, siempre que tenga matices fríos, es el pasaporte seguro al chic francés. Y esta temporada, hartos de compartir carta cromática con tonos avellana, miel y cobrizo, los marrones se dejan de medias tintas y se alzan como triunfadores en su versión intensamente oscura. «Se pueden animar con algún trabajo de mecha, pero siempre muy difuminadas», cuenta Eduardo Sánchez. «Los reflejos deben fundirse por todo el cabello, sin ser evidentes. Nada de reflejos cromáticos que intenten aclarar las puntas o buscar puntos de luz. El auténtico “chocolate helado” no necesita mezclarse con otros tonos para seducir». Y favorece con todos los estilos, corte o peinados. ¿Un producto para mantenerlo en casa? En Jean Louis David recomiendan el «Booster de Color Chocolate», de la gama Color Therapy, un tratamiento constituido de pigmentos nutritivos que ilumina y devuelve el resplandor de tu color durante 2 o 3 lavados.

  2. Jessica Chastain y su cobrizo veneciano

    Ni caoba, ni strawberry, ni blorange... el rojo de la temporada es el cobre veneciano, un color que ya en el siglo XVI triunfaba entre las damas de la corte de Venecia, que se quemaban el pelo a propósito para conseguirlo. Según Sánchez puede conseguirse tanto sobre bases oscuras como claras, y el color se debe repartir en degradé, más oscuro en la raíz y más claro en la zona de medios y puntas. Nunca teñido en bloque, porque se trata de potenciar la luminosidad. ¿Para quién? Mujeres con melenas largas, rectas o desfiladas, con pieles de porcelana y facciones suaves. Y la encarnación perfecta de este ideal es Jessica Chastain. «A la hora de disciplinarlo, los productos de efecto mojado harán destacar el tono», añade.

  3. El rubio polar de Emilia Clarke

    Es el rubio de la nueva Lolita. Más visto en las pasarelas que en la calle, no llega a ser un rubio platino, pero se inspira en el rubio nórdico, con matices de la gama de los azulados más que de los dorados, y su intención es aniñar los rasgos y suavizar las facciones. ¿Su ventaja? No teme al efecto raíz. Eduardo Sánchez no lo aconseja en cabellos muy cortos de flequillo recto ni con base muy oscura, «porque se debe decolorar previamente y luego realizar los reflejos, con el consiguiente daño para el pelo. En caso de ser cabello oscuro, ha de ser un pelo sano». Este estilista lo recomienda para cabellos lisos, «“y resalta especialmente los nuevos pixie y las medias melenas capeadas». ¿Su truco? Matizar una vez por semana el color con un champú violeta para potenciar los reflejos fríos y neutralizar los amarillos.

  4. Anne Hathaway y el corte boyish

    El corte «a lo garçon» ahora se conoce como boyish. David Künzle los describe como «una variación de ese corte a lo chico con los contornos más alargados y desfilados, y esto proporciona una imagen más moderna y sofisticada». Para mantenerlo impecable, este peluquero aconseja retocarlo cada 6 u 8 semanas.

  5. El tono «cream soda» de Lawrence

    Esta tonalidad está pegando fuerte, y ya se ha colado en las melenas de varias celebrities, siendo la actriz de «Los Juegos del Hambre» su mejor exponente. Se trata de una mezcla de tonos beige amarronados y dorados cálidos, que pueden aplicarse tanto en rubias como en morenas. «El éxito de este tono está en la luminosidad que aporta al rostro, y al no buscar ser rubia con esta coloración, evitas los daños que se ocasionan al cabello con la decoloración», afirma David Lesur.

  6. Las mechas «shatush» de Jessica Biel

    Otra tendencia que vuelve a estar presente, y aumentará según nos vayamos acercando al verano, es la de las mechas «Shatush», un tipo de coloración que no se aprecia. «Simplemente se notan unos reflejos salpicados y un brillo que parece natural», indica Lesur. Estas mechas no afectan a la raíz una vez empieza a crecer el pelo, y son perfectas para aquellas mujeres que, hartas del tinte, buscan simplemente tener unas puntas algo más claras que el resto del pelo.