Rubias decoloradas, tonos extremos para esta primavera

Aclarar y matizar el cabello está de moda, pero también tiene sus riesgos. Tome nota

MadridActualizado:

¿Sabían que el hashtag con la palabra «rubio» tiene casi el doble de publicaciones que con la palabra «moreno» (740.000 frente a 436.000)? Quizá por eso las rubias triunfarán de nuevo esta primavera, en una versión más decolorada que nunca; incluso, con la estudiada extravagancia de Lady Gaga. «Es un look atrevido y arriesgado, con muchas horas de minucioso trabajo detrás. Para lucirlo se necesita estar hecha de una pasta especial», señala David Lesur, director de los salones David Künzle.

¿Cómo se consigue un color tan extremo, sin dejarse el pelo en el camino? «Es preferible realizar dos decoloraciones suaves en lugar de una fuerte -indica Lesur-. Y al terminar, si se aplica un matizador se consigue llegar a un rubio más blanco o más ceniza, o con tonalidades en tonos azules o incluso rosas, como lució Rihanna», apunta este especialista.

«Pink Champagne»

Es el rubio dorado con destellos rosados, por el que apuesta Nicole Richie. Las mechas californianas lo expresan muy bien, con los reflejos en rosa pastel concentrados de medios a puntas. Según los especialistas del madrileño salón In-Viso, «es imprescindible un fondo rubio natural».

«Toasted Coconut»

Es el rubio degradado al máximo, con tonalidades gélidas y frías, que habrán visto en la modelo Karlie Kloss. Nace de una combinación de rubio frío y casi blanco, con toques oscuros. «La clave es realizar un perfecto degradado en el que no se distingan los saltos de color desde la raíz, más oscura, hacia las puntas», señala el peluquero Eduardo Sánchez.

«Golden Blonde»

Cara Delevingne es el mejor exponente de este color, que lleva un tono un poco más profundo en la raíz y se va aclarando hacia las puntas, creando el rubio dorado «de toda la vida», enriquecido con nuevas luces y matices. También lo vemos en la nueva melena de Juana Acosta para rodar «El inconveniente», su nueva película. «Se necesitó más de una sesión para aclararlo de forma progresiva, para que el cabello no sufriera excesivamente», explica Eduardo Sánchez. «En una primera sesión se realizó un balayage más difuminado en la raíz, y más intenso en medios y puntas, aclarando todo lo posible; y en un segundo paso, se realizó un baño de color con un matiz para dejar el pelo más brillante».

«Nirvana Blond»

El que lleva Hailey Baldwin, la flamante esposa de Justin Bieber, se contrasta con una raíz oscura de un centímetro mínimo de grosor. «Exige decoloración y su seña distintiva es dejar también oscuros los llamados baby hairs (los pelillos cortos de la frente y las sienes)», apuntan en Maison Eduardo Sánchez.

Recomendaciones

Lorena Martínez, estilista de Divinité Salón, recomienda probar solo con algunos reflejos o incluso solo en las puntas, porque es un tono poco favorecedor. ¿El problema de estos cabellos? Que se rompen y se vuelven amarillentos o anaranjados tras los lavados. ¿La solución? «Olaplex», un tratamiento que realizan en algunos salones (tel. 900 816 211), que se mezcla con el tinte o decolorante, y que adoran desde Kim Kardashian a Elena Tablada o Laura Escanes. Y no se olviden de utilizar champús y mascarillas violetas para evitar que el color torne a amarillento o anaranjado. ¿Lo último? La línea capilar «Blond Absolu», de Kérastase, que incluye ácido hialurónico, antioxidante y unos pigmentos ultravioletas que se adaptan a todos los tonos de rubio; «La Mota Spa Anti-yellow», indicada para cabellos blancos o muy decolorados; y el champú y la mascarilla «SilverBlonde», de NaturVital.