El controvertido tratamiento de belleza de Kate Beckinsale

Se trata de una crema antiedad que contiene un sérum derivado de prepucios de bebés

Actualizado:

En cuestión de belleza todo vale, da igual lo extraño que sea mientras que sirva para mantenerse joven. Ese podría ser el lema de la actriz Kate Beckinsale, conocida por su papel protagonista en la película «Pearl Harbor» junto a Ben Affleck y Josh Hartnett, entre otras.

La británica, que a sus 45 años está estupenda, ha desvelado a sus seguidores de las redes sociales algunos de sus trucos para evitar las temibles arrugas. Entre otras cosas, lo más curioso es un facial, creado por la popular especialista en piel Georgia Louise, cuyo activo principal proviene del prepucio de los bebés coreanos recién nacidos.

«Después de un vuelo largo, me gusta acostarme y ser cubierta con la mascarilla líquida de prepucios. Francamente, ¿a quién no le gusta? Es increíble», confesó. La actriz británica no tardó mucho en eliminar dicha publicación después de que los haters llenase de comentarios negativos su cuenta.

Este es el llamado Hollywood EGF Facial (conocido como 'el facial del pene'), cuyo coste es de 550 euros y que consiste en una profunda limpieza y una peeling con ácido tricloroacético, además de contener suero EGF (factor de crecimiento epidérmico). La crema utiliza el prepucio de bebés recién nacidos coreanos y promete generar colágeno y elastina.

Entre las estrellas con las que cuenta como clientes habituales esta facialista se encuentran Alexandra Wang, Katy Perry, Linda Evangelista, Emma Stone y Cate Blanchett, entre otros muchos rostros conocidos. Precisamente esta última describió así el tratamiento hace unos meses a la revista «Vogue» de Australia con motivo de la presentación de la película «Ocean's 8»: «Es algo, que no sé que es, o si es solo que huele un poco a esperma, pero creo que lleva una enzima por la cual Sandy ( Sandra Bullock) se refiere a él como tratamiento facial de pene».