10 consejos para broncearte este verano
Imagen promocional de la firma cosmética para anunciar sus productos de protección y bronceado - lancaster

10 consejos para broncearte este verano

Las firmas cosméticas apuestan fuerte por la protección frente a los infrarrojos, sin olvidar que nos interesa (y mucho) el Complejo Activador del Bronceado. Algo que también podemos conseguir con una dieta rica en frutas, verduras y frutos secos

rocío ponce
madrid Actualizado:

1. Apuntes históricos: Lancaster ha realizado un documental con motivo de la innovación en cuanto a técnicas de bronceado que ha realizado para el verano 2012 con las líneas «Sun Beauty» y «Bronzing Beauty». En él se traslandan hasta los años veinte, cuando desde la industria de la moda el «estar morena» comenzó a ser el símbolo de la emancipación femenina. Nada de rostros pálidos, ni cubiertos, para pasar a los treinta cuando esta moda de broncearse se extiende al resto de la sociedad.

En los setenta comenzó la preocupación, ¿estamos abusando del sol? Y nacen los primeros protectores solares. Y desde entonces se ha estudiado cómo exponernos al sol con seguridad sin sufrir los efectos negativos y consiguiendo un bronceado envidiable.

Y para que el bronceado rápido y de forma segura, aquí una lista de productos recomendados:

2. Línea Sun Beauty Fast Tan de Lancaster. Ha mejorado su Complejo Activador del Bronceado que activa la síntesis de melanina cutánea acelerando el proceso del bronceado y logrando un color más homogéneo. Y además, incorpora la protección contra los infrarrojos. Puedes apostar por el aceite Satin Sheer Oil que activa el bronceado y protege de los infrarrojos. (33 euros aproximadamente). Para una protección mayor, coge la crema Comfort Touch Cream (32 euros) con un 50 de factor.

3. Aceite solar sublimador y potenciador del bronceado de Germaine de Capuccini. Para las adictas al bronceado: un aceite seco con color que aporta brillo y un tono dorado a la piel además de potenciar el bronceado. Tiene una doble protección externa frente a rayos UVA y UVB y acción antiedad, previene y corrige signos del envejecimiento causados por la exposición al sol como manchas y arrugas. Con el uso continuado se consigue una piel protegida y un bronceado luminoso y uniforme que se prolonga en el tiempo.

¿Cómo? Estimula la síntesis de la melanina, acelera la pigmentación cutánea y refuerza el papel fotoprotector de la melanina presente en la piel. Con color: el tono terracota embellece la piel al instante y la envuelve en un dorado luminoso. Precio: 38 euros.

4. Cuando el bronceado ya es evidente... Solar bifásico de Aloe Vera y zanahoria de Babaria. Este producto combina propiedades bronceadoras y calmantes. El Aloe Vera tiene propiedades cicatrizantes, regeneradoras, es hidratante y antiinflamatorio. El acelerador del bronceado es un precursor del bronceado, que en combinación con el ß- Caroteno va a acelerar el proceso del bronceado sobre la piel. Además de tener un olor maravilloso y factor 4 de protección. (8 euros aproximadamente).

5. Puedes probar también texturas diferentes como la gelatina bronceadora. Babaria tiene dos diferentes: coco y baobab y coco y zanahoria. Es un producto para pieles muy bronceadas.

6. Autobronceadores. Sí, también puede que no quieras llegar a la época estival estando completamente blanca. Para eso puedes utilizar el autobronceador de Vichy. Una leche autobronceadora hidratante que aporta un tono bronceado natural y progresivo a partir de una hora gracias a su concentración de DHA. Mantiene el frescor del tono bronceado con la ayuda de agentes hidratantes contra el tono apagado. (18 euros aproximadamente). También las hay en formato toallitas por 27 euros.

7. Booster regenerador y optimizador del bronceado de Germaine de Capuccini. De la línea Golden Caresse, se trata de un líquido que añadimos a nuestro tratamiento habitual. Con unas gotas (4 para el cuerpo, 2 para el rostro) transformas tu hidratante diaria en una crema con propiedades sublimadoras del bronceado.

-Si lo utilizas antes de la exposición solar aceleras el bronceado gracias a los citroflabonoides de naranjas dulces y derivados de tirosina. También sirven para aumentar la protección natural de la piel y reforzando sus defensas.

-Si lo utilizas tras la exposición solar cumple una función balsámica, regeneradora e hidratante. Su composición con extractos naturales, prolina, extracto de canadian willowherb y extracto de nenúfar ayudan a recobrar el equilibrio y suavidad de la piel tras la jornada de sol.

Y puede utilizarse durante todo el año para aprovechar hasta el más mínimo rayo de sol. (Precio: 33 euros aproximadamente)

8. So Brilliant, el gel prodigioso de Helena Rubinstein (43 euros). Dotado de texturas ligeras y fundentes que revisten la piel de un velo de luminosidad y color.

9. Y para las piernas... el fluído refrescante de efecto bronceado de la línea «Bronzing Beauty» de Lancaster. Contiene complejo activador del bronceado y pigmentos y polvos que se liberan al contacto con la piel y se adaptan. Consigues un bronceado natural sin sol ni autobronceador y además, se difuminan las microimperfecciones. No mancha y se seca y aclara rápidamente. (Precio, a partir de 25 euros). O la apuesta de Helena Rubinstein con su producto Summer Legs, un velo autobronceador que proporciona al instante un tono dorado a las piernas. Su textura iridiscente se funde en la piel, la hidrata y corrige imperfecciones (39 euros).

10. Y la forma natural nos la explica María José Ibáñez, presidenta del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas del País Vasco. «La alimentación también puede ayudarnos a proteger la piel de los efectos nocivos de un bronceado excesivo y a mejorarlo».

La propuesta es una dieta rica en agua, vitaminas, minerales y antioxidantes, presentes en frutas, verduras, hortalizas y frutos secos. «Entre los vegetales buscaremos los ricos en beta-carotenos, que presentan color naranja, amarillo o rojo (calabaza, zanahoria, pimientos, melocotones o albaricoques) y también los alimentos de hoja verde (espinacas, acelgas, berros). Para conseguir un buen aporte de vitamina E recurriremos a los frutos secos (naturales, no salados) y al aceite de oliva virgen».

También hay falsos mitos como la tendencia al consumo de suplementos de vitamina E y beta carotenos para mejorar el bronceado, que la dietista-nutricionista asegura que es errónea. «Es preferible no consumirlos, ya que pueden ser perjudiciales para la salud. En el caso de la vitamina E no está probado que tenga efectos reales sobre la piel, mientras que en el caso de los beta-carotenos es necesario comenzar a tomarlos meses antes de comenzar a tomar el sol y puede ser peligroso para la salud de los fumadores».

En resumen: agua, frutas, verduras, hortalizas y frutos secos son nuestros mejores aliados mejorar nuestro bronceado y además proteger la piel.