Pisa con garbo

Zapatos, bolsos, complementos... Ifema inaugura mañana el gran escaparate del calzadoy la marroquinería

I. G. RICO
Actualizado:

«Cuando una mujer me pregunta qué pienso de los tacones altos, le invito a que pruebe un par. Si en ello no encuentra la magia, entonces debería pegarse a unas Reeboks». Son palabras de Manolo Blahnik, genio entre los genios del diseño del calzado. Al cabo, él está a la cabeza de quienes, a lo largo del tiempo, han hecho del zapato un objeto de culto. Otro talento es el de Úrsula Mascaró, que ha creado una colección de stilettos de afilada punta y en varias alturas. Lo verdaderamente audaz, en el caso de la diseñadora menorquina, son sus atrevidos peeptoes, que se elevan hasta los 16 centímetros gracias a unas plataformas. Puro alimento para fetichistas.

Las «locuras» de Úrsula y mucho más (bailarinas en becerro o con estampados animales, mocasines en piel de cebra, botas moteras, botines que recorren toda la gama del amarillo al rojo, botas de agua completamente transparentes, salones atiborrados de tachuelas...) se podrán ver, desde mañana domingo y hasta el próximo martes, en el Salón Internacional del Calzado y Artículos de Piel (Modacalzado + Iberpiel), en el recinto de Ifema. De la sofisticada estética lady al puro rock & roll, pasando por el aire urbano o el más práctico estilo deportivo. Todo, para vestir con calidad los pies de mujeres hombres y niños.

En crecimiento

Esta feria, que reúne más de 600 expositores y marcas de España y de ocho países europeos más, avanza las propuestas para la próxima temporada Otoño-Invierno 2012/13. Organizada en diversas áreas («Glamour», «Espacio Glam», «Metro», «hic», Casual», «Street»...), el objetivo es dar a conocer las novedades de uno de los sectores más sólidos de la industria española. No en vano, las exportaciones de calzado crecieron en más de un 100 por cien, de enero a noviembre de 2011, por valor de 1.888 millones de euros.

Varias son las novedades de la presente edición de Modacalzado. A la incorporación de 60 nuevas y prestigiosas firmas (como es el caso de Desigual, que propone una divertida colección inspirada en los colores del arco iris), se suma la exposición «Shoe Street Art», una muestra en la que se exhiben doce zapato-esculturas, de proporciones gigantescas y que han sido tratadas con diversas técnicas de pintura, collagey grafiti. Además, se ha abierto un Espacio de Innovación (IDEASLAB) de carácter divulgativo y destinado a para compartir información y ofrecer orientación a los comerciantes. Por otro lado, también se ha organizado una visita de destacados blogueros de moda y se otorgará el premio «ilovemyshoes» a la persona mejor calzada del evento.

Pero no sólo los pies son los protagonistas de la feria. Los bolsos, carteras y demás objetos de marroquinería tendrán su espacio en IFEMA. El clasicismo y la elegancia de los años 60 y 70 dominan las piezas que se expondrán a partir de mañana.