Otra oportunidad para Lindsey Lohan

La descarriada niña prodigio de Hollywood intenta relanzar su malograda carrera

CORRESPONSAL EN NUEVA YORK Actualizado:

1

Dicen que hay gente que nace con estrella y otros estrellados. La actriz Lindsay Lohan es una de las pocas personas que pasan de una categoría a otra con tanta frecuencia que es difícil saber si lo que tiene es buena suerte para salir hasta del peor agujero o la mala fortuna de no poder mantenerse alejada de los problemas.

El sábado pasado, Lohan tuvo una nueva oportunidad de redimirse ante la audiencia y probar que está sana, en forma y lista para volver a trabajar. Y lo hizo frente a las cámaras de «Saturday Night Live» (SNL), uno de los espacios cómicos más prestigiosos de Estados Unidos. El equipo de SNL invitó a Lohan a participar en el programa, una tarea que la actriz de «Chicas malas» ya había realizado en otras tres ocasiones, la última en 2006, justo antes de que empezase a ausentarse de sus rodajes y otros compromisos profesionales por «agotamiento».

Al comienzo del anticipado showde la NBC, mientras Lohan hacía su monólogo, varios miembros del equipo de SNL salieron a recibirla. Una de ellas fue Kristen Wiig. Wiig, a quien en España conocemos por su papel de Annie en «La boda de mi mejor amiga», le dijo a Lohan que confiaban en ella y que no la hubieran invitado si no fuera así.

Tras esas bonitas palabras, ambas se abrazaron, una proximidad que Wiig aprovechó para cachear a Lohan. El gagde Wiig resumió a la perfección la confianza con reservas que muchos tienen en Lohan. Nadie ignora que Lohan es un imán para la audiencia. Su episodio de SNL ha sido el segundo más visto de la temporada, con un repunte en la audiencia del 12 por cien frente al último programa. Pero lo que nadie olvida es que contar con Lindsay es arriesgado.

En los últimos años, la que fuera la niña favorita de Hollywood ha dejado varias películas plantadas mientras que sus salidas y entradas de la cárcel y los centros de rehabilitación se multiplicaban. Por eso, el equipo de SNL se guardó dos balas en la recámara: si Lohan fallaba, podrían contar con el cómico Jimmy Kimmel o el actor Jon Hamm como suplentes.

Pero Lohan cumplió, presentó y participó en varios sketches. Aunque quizá con más pena que gloria, ya que su actuación ha recibido duras críticas por su rigidez y su falta de naturalidad. A pesar de ello, parece que Lohan se ha enderezado y los proyectos vuelven a llamar a su puerta. Por lo pronto, interpretará a Elizabeth Taylor en la película «Liz and Dick» y actuará junto a John Travolta en una producción sobre el mafioso John Gotti.