Luisa Fernanda Rudi, pasión por Mahler y «CSI»

ZARAGOZA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La política es su pasión y la ejerce con rigor milimétrico desde hace tres décadas. Pero la política, con ser mucho en su día a día, no lo es todo para Luisa Fernanda Rudi. Casada y sin hijos, mujer de cuidados modales y de ideas claras que ejerce de forma metódica y con disciplina, cuida también una vida privada marcada por la discreción y que comparte con su marido, el empresario zaragozano Luis Sobrino, con quien se casó en 1996. Su escaso tiempo libre lo reparte entre Madrid y Zaragoza, donde tiene sus responsabilidades políticas —es diputada en el Congreso y, tras ganar las últimas elecciones en Aragón, se prepara para asumir la presidencia del Gobierno regional—. Por la noche, en casa, le gusta sentarse delante de la televisión y desconectar del ajetreo diario con series americanas de argumento policíaco, del tipo «CSI» o «Mentes criminales». Disfruta con la lectura y escuchando música clásica, especialmente una de las sinfonías de Gustav Mahler, que suele utilizar igualmente cuando prepara algún discurso o alguna intervención en el Congreso. En su tiempo libre le gusta también salir de tapeo con su grupo de amigos, y perderse los fines de semana por las calles de una gran ciudad. Su lugar preferido para las vacaciones es Asturias. Es el destino habitual junto a su marido, aunque también es una apasionada de las viejas capitales europeas, como Bruselas y las ciudades de su entorno.