George Michael vive su propia semana de pasión
El artista británico, en una imagen de archivo de 2008

George Michael vive su propia semana de pasión

El cantante se recupera de una grave neumonía, en medio del acoso de los tabloides británicos

CORRESPONSAL EN LONDRES Actualizado:

George Michael (48 años) lleva casi dos semanas ingresado en un hospital de Viena al sufrir un episodio grave de neumonía el pasado lunes 21, que habría estado a punto de costarle la vida. El artista se puso malo horas antes de salir al escenario en la actuación que tenía prevista en la capital austríaca, dentro de su gira «Symphonica Tour».

La enfermedad le ha obligado a cancelar el resto de la gira, incluidos los catorce conciertos que iba a dar en el Reino Unido de aquí a Navidad. Fueron los propios médicos quienes le obligaron a cancelar la gira: «No podemos estimar el tiempo de recuperación, pero no podrá actuar durante el resto del tour», anunciaba un parte médico esta semana.

El mes pasado, Michael ya suspendió por una infección vírica uno de sus tres conciertos en el Royal Albert Hall de Londres, cuando tenía todas las entradas vendidas. El agravamiento de la neumonía obligó a los facultativos del hospital AKH vienés a tratar al cantante con una costosa cama hermética empleada para pacientes con enfermedades respiratorias graves. La terapia implica atar al enfermo a la cama, que está cerrada herméticamente y bascula de un lado a otro para evitar la presión sobre los pulmones.

El pronóstico grave llevó a sus familiares a desplazarse a Viena esta semana, donde ha estado rodeado de su novio, Fadi Fawaz, su padre, Kyriacos Panayiotou, y sus dos hermanas mayores. «Cada vez está más fuerte, intenta mantenerse de bueno humor y sonríe todo lo que puede», declaró la pareja del cantante al diario «Daily Mail». El rotativo londinense informaba que también su ex novio Kenny Goss, un conocido marchante de arte estadounidense, se había unido al clan del cantante para acompañarle en su convalecencia.

El fantasma del VIH

La enfermedad de George Michael volvió a desatar los rumores en las redes sociales y la prensa tabloide británica sobre la posibilidad de que tenga sida, algo que ha sido negado tanto por su familia como por los médicos. «George Michael tiene pulmonía y cualquier otra especulación sobre su enfermedad es falsa», insistía un comunicado de su representante.

Los propios médicos sintieron la necesidad de aclarar la situación este miércoles, cuando anunciaron la recuperación del artista después del «cuidado intensivo que necesitó por la gravedad y extensión de la enfermedad», según el parte. «Michael está mejorando. No hay ninguna otra cuestión de salud en este paciente, fuera del desorden neumónico», especificaba el parte.