Sabor a Mí, inspirado en México

Sabor, sabor

Locales apetitosos para veladas suculentas

MADRID Actualizado:

¿Cuántas veces nos hemos tomado algo que nos ha hecho relamernos? ¿O nos hemos quedado con la impresión de que a una comida le faltaba algo? Como los sabores están omnipresentes en nuestras vidas, esta semana hemos decidido rendirles un homenaje con algunos locales que, con su nombre, nos evocan sensaciones deliciosas.

Bar Tomate

Fernando el Santo, 26

Sugerente nombre para un gastrobar que apuesta por los productos frescos y sanos. Se trata de un amplio espacio repleto de estanterías llenas de botellas y gran luminosidad, en el que se puede comer, merendar o cenar. Destaca por la combinación de la madera con cierto aire industrial. Como no todo es comer, de jueves a sábado amplían la oferta con varios dj’s.

Tomates Verdes Fritos

Santa Isabel, 27

Lleva el nombre de la recordada película femenina, en la que la receta de tomates tenía un papel importante. En este caso hablamos de un local que apuesta por los buenos vinos y las tapas tradicionales, sin que falten los mencionados tomates. Con cierto aire de taberna, cuenta con algunas mesas para el picoteo, además de estanterías llenas de botellas.

Limón y sal

Cava Alta, 27

Pub y discoteca pensado para disfrutar de un buen cóctel entre música de lo más bailable. Un pasillo con alguna mesita para los que prefieran charlar deja paso a un espacio más amplio pensado para los más marchosos que quieran mover el esqueleto.

Lemon

Avda. de Brasil, 5

Cítrico nombre para una de las salas de referencia del público universitario. A sus espectaculares fiestas y actuaciones en directo une todos los jueves una apetecible barra libre y, los viernes y sábados, además cuenta con la sesión «Lemon nights», pensada para no dejar de bailar. No faltan tampoco a la cita las sorpresas.

Orange Café

Serrano Jover, 5

Debe su nombre a la compañía telefónica. El antiguo Chesterfield Café es un lugar consagrado a las actuaciones en directo. Cuenta con dos plantas y varias barras, además de un escenario y cuidado sonido y luces para los conciertos. Sus fiestas y miércoles «erasmus» lo convierten en un establecimiento muy apreciado por los estudiantes extranjeros afincados en Madrid, que acuden al local bajo la excusa de cualquier celebración.

Taberna de la Tía Cebolla

Cruz, 27

En su interior dominan la madera y algunos elementos que le dan un inconfundible aire a taberna de toda la vida. Nadie llorará, a pesar de su original nombre, saboreando sus raciones frías o calientes o incluso la paella, que bien se puede acompañar con vino o sangría. Varios cuadros muestran faenas taurinas. Amplia terraza para los que desafían el frío.

La Sal

Guzmán el Bueno, 98

Uno de los locales más conocidos de la noche madrileña, sobre todo entre los universitarios. Cuenta con dos plantas con diferentes estilos musicales, dominando la oferta más comercial. Eventuales conciertos y fiestas.

Sabor a Mí

Augusto Figueroa, 41

Se trata de un establecimiento perteneciente al grupo No Somosocios, por lo que tiene el sabor inconfundible de un café y restaurante mexicano, en el que no falta una gran variedad de cócteles, cafés y chocolates de la tierra, además de nachos o quesadillas. Decoración inspirada en aquel país y zona wifi.