REUTERS

Treinta y dos millones por la gran perla de María Antonieta

Uno de los factores que contribuyó al éxito de la subasta fue el hecho de que las joyas fueron expuestas en varios países y muchas personas tuvieron la oportunidad de ver cómo eran realmente

María Teresa Benítez de Lugo
GinebraActualizado:

El resultado de la subasta de las joyas reales de la casa de Borbón Parma superó todas las previsiones alcanzando 53,1 millones de dólares, unas dieciocho veces más que la valoración inicial hecha por los especialistas de Sotheby’s, debido al origen histórico de esta colección y a que algunas formaban parte de las joyas personales que pertenecieron a la malograda Reina de Francia María Antonieta.

Los diez lotes que formaban parte del joyero de La Reina María Antonieta se adjudicaron por 42.7 millones de dólares, prácticamente las tres cuartes partes del resultado total, siendo un colgante, con una impresionante perla natural y diamantes de talla antigua, el que realizó el valor récord de la noche, unos 32 millones de euros.

Este colgante constituía la pieza central de un importante aderezo formado también por un collar de perlas naturales, que se adjudicó en más de dos millones de dólares, y unos pendientes. Todas estas joyas fueron legadas por la propia María Antonieta a su hija María Teresa de Francia y esta última las dejó a su vez a su sobrina Luisa de Francia, duquesa de Parma.

Daniela Mascetti, presidenta de Sotheby’s para Europa y reconocida especialista en alta joyería, declaró tras la venta que «el resultado de esta subasta ha eclipsado los de ventas anteriores de joyas de origen real, incluidos los de las joyas de la duquesa de Windsor y la causa ha sido principalmente María Antonieta».

«Todo el mundo conoce a la Reina María Antonieta, que ha sido, junto a Cleopatra, una de las reinas más importantes de la historia y esta ha sido la razón por la cual las joyas han alcanzado cifras tan inesperadas» explicó Mascetti. «Las joyas han sido bien valoradas y no hemos cometido un error. Sin embargo, no podíamos estimar el valor de la procedencia», añadió.

Uno de los factores que contribuyó al éxito de la subasta fue el hecho de que las joyas fueron expuestas en varios países y muchas personas tuvieron la oportunidad de ver cómo eran realmente. La subasta se destacó por su carácter internacional ya que clientes de 43 países participaron en esta venta en la que 50% de las pujas se hicieron por internet.

Entre los lotes más importantes vendidos ayer se encontraba un exquisito broche de diamantes, adjudicado en poco más de dos millones de dólares a pesar de que la valoración se situaba entre 50.000 y 80.000 dólares, y un anillos con las iniciales de María Antonieta que contenía unas mechas de su cabello el cual se vendió en 443.786 dólares rebasando largamente la valoración inicial de 8000 dólares.

No se desveló la identidad del comprador del colgante de perla natural y diamantes de María Antonieta ni tampoco se dieron detalles del lugar donde han estado estas joyas durante las últimas décadas. El rastro de las mismas se pierde tras la muerte de Elías de Borbón Parma y podrían ser sus herederos los que decidieron desprenderse de las mismas.