Clare Bronfman se declara culpable de financiar una secta de esclavas sexuales

Confesó un delito de asociación con la secta de Raniere para ocultar y albergar inmigrantes indocumentados con fines de lucro

Actualizado:

La ronda de declaraciones previas al juicio contra la secta sexual Nxivm continúa y los tentáculos del grupo liderado por Keith Raniere son más alargados de lo que en un principio parecían. Si la semana pasada, Allison Mack, la actriz de «Smallville» se declaró culpable de los cargos de crimen organizado y conspiración para el crimen organizado dentro de Nxivm, el pasado viernes, la rica heredera del imperio de bebidas Seagram's hizo lo mismo. Clare Bronfman se declaró culpable de un delito de asociación con la secta de Raniere para ocultar y albergar inmigrantes indocumentados con fines de lucro, y falsificación de identidad. Al aceptar los cargos que se les imputaban, tanto Mack como la hija del difunto Edgar Bronfman evitarán declarar en el juicio, que comenzará el próximo 7 de mayo con Raniere como único acusado.