Andrea Casiraghi y Tatiana Borromeo.

Los Casiraghi, el relevo del glamour

Son los reyes de la alta sociedad europea. Guapos, ricos y bohemios, los hijos de Carolina de Mónaco siempre aparecen junto a sus respectivas parejas, con quienes disfrutan de una permanente «dolce vita»

AMAIA ODRIOZOLA
Actualizado:

En la alta sociedad hay diferentes tipos de clanes, pero ninguno como el de los Casiraghi. Los hijos mayores de Carolina de Mónaco (Andrea, Carlota y Pierre) tienen un atractivo inquietante, difícil de describir, que va más allá de su condición de royals. Son jóvenes, atractivos y ricos, pero, sobre todo, desprenden un aura y un estilo tan despreocupado como glamouroso. Son auténtica beautiful people.

Ellos, sin embargo, no hacen alarde de su fortuna, de sus contactos ni de su poder, y, quizá por eso mismo, su actitud resulta tan atractiva. Acuden a las fiestas más exclusivas, navegan a todo trapo en sus vacaciones, visten con las firmas más exquisitas y sus amigos pertenecen a la alta sociedad europea. No les importa que les fotografíen de juerga, que les pillen fumando porros o que se critique su alto nivel de vida: ellos han heredado la querencia por el hedonismo.

La rica colombiana

El mayor de los Casiraghi, Andrea (1987) se ha ganado a pulso el título de «nuevo dandi»: despreocupado, bohemio, con ese aire a lo «me acabo de levantar de la cama» y pegado siempre a un cigarrillo, es el heredero de Alberto II en Mónaco (hasta que el Príncipe tenga hijos legítimos). Andrea vive su dolce vita sin

Andrea, despreocupadoy bohemio, se ha ganado el título del «nuevo dandi»

necesidad de hacer nada más. Desde 2005 sale con su alter ego femenino: Tatiana Santo Domingo. Pertenece a la tercera generación de una de las familias más poderosas de Colombia, con un imperio que engloba desde medios de comunicación hasta bancos, y con una fortuna estimada en más de cuatro mil millones de dólares.

Tatiana, de 27 años, nació en Nueva York, fue al colegio en Suiza, hizo la secundaria en el exclusivo Liceo Jeanne D'Arc de Fontainebleau y se graduó en Bellas Artes en la Universidad Americana de Londres. Su padre, Julio Mario Santo Domingo Jr., fue durante su juventud el gran playboy de la jet latinoamericana afincada en la Gran Manzana y traspasó a su niña los genes del buen vivir. Su madre es la socialité brasileña Vera Rechulski. En 2009 la tragedia golpeó a la familia cuando el patriarca falleció tras una larga lucha contra un cáncer.

Hoy Tatiana se ha convertido en un icono de estilo y es fácil verla paseando por París, con unos vaqueros pitillo, camisa de cuadros, sin maquillar y con su larga melena hippy suelta. «Vanity Fair» la describió en 2010 como la «mujer mejor vestida del mundo» y la propia Carolina de Mónaco, al conocerla, la bendijo a su manera: «Es guapa, rica y educada», sentenció.

Rankings aparte, lo cierto es que Tatiana tiene un estilo vintage inconfundible: rescata prendas en anticuarios, compra en el Marché aux Puces parisino y combina vestidos vaporosos con el s

Tatiana tiene un estilo vintage inconfundible. Vanity Fair la consideró «la mejor vestida del mundo» en 2010

ombrero aguadeño colombiano o la mochila indígena wayú. Tatiana está en la lista de las mejores fiestas, desde Nueva York a París, y sus amigas son otras niñas de la alta sociedad europea como Margherita Missoni (de la mítica firma de moda italiana) o Eugenie Niarchos (de los navieros griegos), con quienes suele sentarse en la primera fila de los desfiles de moda más prestigiosos o salir de noche.

Se dice que el sueño de toda «señora bien» colombiana es que una de sus hijas se tope con un Santo Domingo, lo enamore y se casen: pasaporte directo a la élite social. Más aún desde que el tío de Tatiana, Andrés, se casó con la colaboradora de «Vogue USA» Lauren Davis (que ha adoptado el apellido de su marido), hija de Ronald V. Davis, propietario del grupo Perrier. El colmo del glamour en Manhattan.

De Brasil a Londres

Heredera de la belleza, la distinción y la «raza» de su madre, Carlota Casiraghi (1986) es la royal más atractiva del mundo. Apasionada por la hípica y la moda, la nueva «princesa de Europa» levanta suspiros allá por donde pasa. Amiga de Karl Lagerfeld o Kate Moss (con quien se sentó en el último desfile de Alta Costura de Armani), estudió el Lycée en París, donde conoció a su flamante novio, Alex Dellal.

Alex viene de una de las familias más cool de Londres. Es hijo de Guy Dellal (magnate millonario dedicado al arte y afincado en Londres) y la ex modelo brasileña Andrea. Su padrino es el prestigioso fotógrafo Mario Testino, entre sus amistades están Elizabeth Jagger (hija de Mick Jagger) y Leah Wood (primogénita de Ronnie Wood), y dirige a sus 27 años la galería de

Carlota es la royal más bella del mundo. Su novio, Alex Dellal, viene de una de las familias más 'cool' de Londres

arte 20 Hoxton Square. Al glam de sus padres se une el de su hermana Charlotte (de 29 años), que triunfa en Hollywood con su firma de zapatos Charlotte Olympia (con fieles seguidoras como Gwyneth Paltrow o Sienna Miller); la provocación de su hermana Alice (de 23 años), que es la «niña rebelde» de la moda y que con su media cabeza rapada ha sido imagen de Burberry, Mango, Vivienne Westwood o Agent Provocateur; y le sigue los pasos Max (de 19 años), a punto de empezar la universidad en Washington. A Carlota y Alex los presentó Alice, ex novia del pequeño de los Casiraghi, Pierre.

Alex, alto, deportista y atractivo, es el primer gran amor de la bella Carlota, está plenamente integrado en el clan Grimaldi y no tiene reparo en irse de vacaciones a la playa de Ipanema con su «suegra», Carolina de Mónaco.

Aristocracia italiana

El más joven de los hermanos es también el menos conocido por el público. Pierre tenía tan solo 3 años cuando su padre, Stefano Casiraghi, falleció mientras participaba en un campeonato de off shore, y durante mucho tiempo se mantuvo en un segundo plano. Todo cambió cuando de adolescente conoció a Alice Dellal, y descubrió con ella el lado más undeground de las juergas pijas europeas. Junto a ella se deshizo de su imagen más intelectual y adoptó el «descaro Casiraghi» que le viene de casta. Durante su etapa universitaria en Milán (comenzó Económicas en Bocconi) era el más popular del campus, tenía un espléndido apartamento en Brera (el barrio más coolde la ciudad) y volvía locas a las chicas.

Ahora Pierre sale desde hace dos años con Beatrice Borromeo, una preciosa italiana aristócrata que se ha convertido en su mejor compañera y amiga. Beatrice encaja a la perfección en el espléndido mundo de los Casiraghi y ya conoce desde dentro el Palacio de los Grimaldi.

Alta, de complexión atlética y con una larga melena rubia, la joven también desprende un aura de naturalidad muy chic. No lleva maquillaje y todo lo que necesita para estar estupenda son unos shorts, una camiseta de algodón y sus gafas de sol Wayfarer.

Pierre y Beatrice son jóvenes, guapos y ricos, y pasean su estilo de vida boho chicen sus vacaciones en Formentera, navegando en la costa de la Toscana o en el Baile de la Rosa de Montecarlo.

Los Borromeo son aristócratas y están emparentados con las familias más poderosas de Italia

Beatrice, modelo y estudiante de derecho, ha hecho sus pinitos en televisión e incluso ha colaborado en la elaboración de un libro,«Anno Zero».

La casta Borromeo es muy conocida en Italia. A la herencia nobiliaria de los padres (el padre, Carlo Borromeo, es conde y la madre, Paola Marzotto, proviene de la alta sociedad) se unen los estratégicos matrimonios de las hijas con otras familias poderosas. La mediana, Lavinia, está casada con John Jacob Philip Elkann. Su boda en 2004 fue el acontecimiento social más importante del año, con el que se unían a la dinastía Agnelli, heredera del Grupo Fiat. Al enlace asistieron más de setecientos invitados, entre los que se encontraban el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi; la supermodelo Elle MacPherson, el piloto de Fórmula 1 Michael Schumacher y las principales fortunas italianas.

La novia fue vestida de Valentino, como no podía ser de otra forma: su tío, el conde Matteo Marzotto, fue presidente de la firma hasta 2008 (ahora preside la Agencia Nacional de Turismo). También estuvo presente el hermano de John Jacob, Lapo, exitoso hombre de negocios que sale con una de las it girls italianas del momento, Bianca Brandolini D'Adda.