«Mil ochocientas víctimas»

El 16 de abril ABC se hacía eco por primera vez de la magnitud real del desastre. Antes, diversos despachos telegráficos habían apuntado a que no habría víctimas

Teresa Ródenas

«Londres 15, 8 noche. Un despacho de Nueva York de última hora dice que el Titanic se fue a pique a las dos y media de la madrugada. La Compañía armadora tiene noticias de que ha habido bastantes vítimas». Así contaba ABC al filo del cierre de la edición del 16 de abril de 1912, bajo el epígrafe de «AL CERRAR LA EDICIÓN», las primeras noticias trágicas que llegaban a España del naufragio del «insumergible». El buque de la White Star había desaparecido bajo las aguas del Océano Atlántico hacia las 2.30 de la madrugada del 15.

PORTADA20ABRIL «Mil ochocientas víctimas»

Portada del 20 de abril

«MIL OCHOCIENTAS VÍCTIMAS» era el titular demoledor que abría la página 13 de la edición del diario al día siguiente, 17 de abril, cuando ya la catástrofe había sido totalmente confirmada. Eso sí, los datos eran abundantes y los hechos, confusos. Que si habían llegado noticias desde París diciendo que no había vícitimas, que si los supervivientes fueron hallados mientras «luchaban heroicamente con los remolinos de agua» en «botes y canoas», que si una muchedumbre ansiosa de noticias permanecía ante las oficinas de la White Star…

Con todo, las informaciones que manejaba el periódio hablaban de 671 supervivientes, de los 2.200 pasajeros que se calculaba iban a bordo del vapor, la mayoría, según ABC, americanos que habían pasado el invierno en Europa o Egipto. Además, el diario resaltaba que los «salvados» eran en su mayoría mujeres y niños, hecho que demostraba «que los oficiales supieron mantener a bordo la disciplina hasta el último momento».

«Los pobres náufragos tiritaban de frío», señalaba el diario ABC

Además, la noticia resalta que fue el «Carpathian» el primer buque que llegó en auxilio del Titanic, «cuatro horas después de haberse ido a pique». Después llegarían los otros barcos que recibieron la llamada de socorro: el Virginia, el Parisian y el Californian. «Los pobres náufragos tiritaban de frío», señalaba ABC, que cuenta que el «Carpathian» recogió a todos los supervivientes y emprendió rumbo a Nueva York, «sorteando los icebergs».

5182210cortada «Mil ochocientas víctimas»

Portada del 21 de abril

Un amplio espacio dedicaba ABC a los nombres de las primeras víctimas de primera y segunda clase que empezaban a conocerse. «Los españoles D. Ramón Artabagateriete, D. H. S. Julián y D. Víctor Peñasco y señora, que viajaban en primera, y D. José Brito, D. Florentino, D. Emilio y doña Asunción Durán, y D. Julio Prados, que iban en segunda», resalta ABC, que a continuación detalla el caso del coronel Jack Astor, que «poseía una fortuna de 750 millones de dollars, de los cuales había asignado 50 como bote a su mujer. Esta se ha salvado»; o el «célebre publicista inglés» William Stead, «conocido por sus curiosas experiencias de espiritismo».

Las portadas de los días sucesivos concedían cada vez mayor importancia y aportaban nuevos datos en forma de gráficos sobre la catástrofe marítima. Así, en la del 20 de abril se indicaba mediante un gráfico en la posición del Titanic respecto de los buques más cercanos. En la portada del 21 de abril, un gráfico comparaba las dimensiones del barco con las del iceberg con el que chocó.  Y la del 23 se dedica al telegrafista del Titanic, «Mr. Phillips», que pereció en el accidente.

ABC

Copyright © DIARIO ABC, S.L.