ABC

Especiales

Campeones del mundo - Año 1

Xabi Alonso

Xabi Alonso

Demarcación: Centrocampista
Club: Real Madrid C.F.

Es el eje del éxito de España. El hombre que cubre las espaldas de Xavi Hernández y de Iniesta. Xabi Alonso (Tolosa, 25-11-81) es el hombre que aportó equilibrio al fútbol de las selección nacional. El jugador que más balones recibía y el que más balones cortaba. Cuando el equipo no encontraba el camino, todo el mundo, empezando por Villa, miraba al madridista para darle la pelota e iniciara otra jugada desde atrás, con su mayor visión del campo. Sus pases en largo eran la variante que rompía el toque y más toque del once de Vicente del Bosque. Busquets respiraba a su lado. Sergio era su apoyo en el juego en corto cuando la presión enemiga obligaba al propio Alonso a asegurar la posesión del cuero. Pero "Busy" le devolvía rápidamente la herramienta de trabajo para elaborar una nueva acción ofensiva. Xabi disputó todos los partidos del Mundial. Su misión era más oscura que la de Pedro, Villa, Iniesta e incluso Xavi. Pero sin él no habríamos triunfado. En el Liverpool cuajó como director y en el Real Madrid explotó esa personalidad de mando que trasladó a la campeona del mundo. El aficionado siempre se fija en los goleadores y en los futbolistas que realizan genialidades. No reparan tanto en que el éxito es imposible sin hombres como Alonso. Él dirige la fábrica de juego que alimenta a los atacantes. Es el surtidor de balones. El que aporta la gasolina al motor. Frente a Suiza (0-1) se hartó de crear y el gol no llegó. Ante Honduras (2-0) mostró eficacia en un partido que no se podía fallar. El encuentro más difícil lo vivió ante Chile (2-1), un adversario correoso que presionó mucho. Ante Portugal (1-0) estuvo perfecto. Contra Paraguay (1-0) fue el referente de todos. La victoria ante Alemania (1-0) enseñó al Xabi más brillante. Y en la final (1-0 a Holanda) demostró todos sus recursos para generar fútbol.

Fundamental en el despliegue de la selección, la relevancia de Xabi en el juego del Real Madrid es todavía mayor. Sencillamente, es imprescindible. "El año después" al Mundial demostró que el Real Madrid no funciona si no está Alonso. Jugó 34 jornadas ligueras, once enfrentamientos de Copa de Europa y siete de Copa del Rey. El club piensa que la Liga se perdió por su ausencia en cuatro partidos de Liga y en un quinto, en Pamplona, donde tuvo que salir en el segundo tiempo, con fiebre, para intentar solucionar un partido que se perdió 1-0 y que costó tres puntos decisivos para el campeonato. Mourinho le quiso dar descanso en varios encuentros, dado su ritmo de competición, y en dos ocasiones tuvo que sacarle para solventar situaciones problemáticas. La razón era clara: no había un sustituto para el número "catorce" en el Real Madrid. No hay nadie que abra los cerrojos como él. Es quien impone velocidad a la circulación de juego para romper las murallas que los blancos se encuentran en el Bernabéu. Posee otras dos virtudes esenciales para un equipo: liderazgo y carácter. Es quien convoca a todos sus compañeros en el césped y les alecciona para luchar y remontar los momentos peligrosos. Sus chillidos y sus palmas para animar al que falla muestran su personalidad en el campo. Sus directrices para hacer jugadas diferentes en los saques de esquina y en las faltas, en busca del gol, redondean un bastón de mando que todos aceptan. Es el jefe. Dirige a sus compañeros para que penetren por las bandas o hagan diagonales. Sus señales cuando levanta un brazo antes de lanzar el pase indican donde irá el balón. Nuri Sahin viene ahora para cubrir su puesto cuando el entrenador le quiera dar algún descanso.

Gana una camiseta firmada por Fernando Torres

Demuestra tus conocimientos sobre el delantero del Chelsea en el nuevo Test ABC y podrás ganar una camiseta de la selección firmada por Fernando Torres

Participa ahora

Consulta las bases

ABC

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U, Madrid