EFE
remodelación del gobierno

Rubalcaba coge las riendas del Gobierno hasta las elecciones de 2012

El ministro del Interior asume la vicepresidencia primera y la portavocía de un Ejecutivo con Jáuregui como ministro de la Presidencia y «coordinador». El presidente elimina los ministerios «estrella» de Igualdad y de Vivienda y sustituye a Moratinos por Jiménez en Exteriores

GABRIEL SANZ
GABRIEL SANZ
madrid Actualizado:

La última remodelación de José Luis Rodríguez Zapatero en su gabinete -la tercera en lo que va de legislatura- ha dejado al ministro del Interior, y ahora también vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, como el gran vencedor del cambio y guía de la nueva trayectoria de un Ejecutivo que el presidente ha definido como «el Gobierno de las reformas, la recuperación definitiva y el empleo».

Aprovechando la salida de Celestino Corbacho del ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Zapatero ha anunciado una profunda reestructuración del Ejecutivo que, entre otras cosas, supone la liquidación de sus dos grandes apuestas al inicio de la legislatura en 2008: los ministerios de Vivienda e Igualdad, ambas carteras cuyas competencias se habían ido diluyendo y que ahora quedan finalmente integradas en los ministerios de Fomento y Política Social, respectivamente. Además, la remodelación aúpa definitivamente a Alfredo Pérez Rubalcaba como líder del equipo de Zapatero y hombre fuerte en el Gobierno hasta las elecciones de 2012. «Hemos dejado atrás la incertidumbre financiera y presupuestaria» -ha asegurado Zapatero- por lo que con la nueva estructura «se supera también la incertidumbre política».

Así queda el Gobierno

Así las cosas, Rubalcaba pasa ahora a ocupar la vicepresidencia del Gobierno, hasta ahora en manos de María Teresa Fernández de la Vega, cargo que, no en vano, compaginará con la cartera de Interior.

Asimismo, el eurodiputado Ramón Jaúregui, que había sonado estos días para dar el relevo a Celestino Corbacho al frente del ministerio de Trabajo, será el próximo ministro de la Presidencia. La cartera de Trabajo recaerá finalmente en el ex secretario general de Empleo, Valeriano Gómez.

Salen: Corredor, Aído, Espinosa, Corbacho, Moratinos y De la Vega

Por su parte, Trinidad Jiménez se convierte en ministra de Exteriores en compensación por el varapalo recibido en las primarias de Madrid, y Leire Pajín será ministra de Política Social, cartera que asume las escasas competencias de Sanidad que conserva la Administración central, así como las de Igualdad, dado que Bibiana Aído sale del Gobierno y desaparece su ministerio.

Elena Espinosa, hasta ahora ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, será sustituida por la consejera andaluza de Obras Públicas y ex alcaldesa de Córdoba con Izquierda Unida, Rosa Aguilar.

El actual presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, se convierte por su parte en el nuevo secretario de Organización del PSOE, puesto que compaginará con su actual cargo hasta las elecciones autonómicas y municipales de mayo. Su nombramiento será ratificado este sábado en el Comité Federal del PSOE.

«Las etapas políticas se cumplen»

«El rumbo está trazado, pero hay que recorrerlo hasta el final y tenemos un Gobierno renovado y políticamente reforzado», ha dicho Zapatero, quien ha resaltado la trayectoria y «capacidad de comunicación» de las nuevas caras que se incorporan al Ejecutivo para «completar una tarea de gran envergadura». Tras el cambio de estructura, los 17 ministerios del Gobierno que Zapatero ideó en 2008 se reducen a 15. Quedan fuera los ministerios de Vivienda, integrado ahora en la cartera de Fomento, así como Igualdad y Sanidad, cuyas competencias asume Leire Pajín en la cartera de Política Social y Sanidad.

De la Vega será miembro del Consejo de Estado

Zapatero no ha olvidado expresar su gratitud a quienes dejan el Gobierno, «en particular a los que lo dejan después de haber estado en él desde 2004 tras una larguísima trayectoria». Mención especial ha tenido para la hasta ahora vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, de quien ha dicho «mi agradecimiento no se puede expresar con palabras por su dedicación, su trabajo día y noche, su entrega e increible aportación». «Ha sido la primera vicepresidenta del Gobierno y va a dejar una huella imborrable». Además, ha asegurado que la hasta ahora vicepresidenta sería miembro del Consejo de Estado.

Del mismo modo, ha mostrado también su gratitud a Miguel Ángel Moratinos y Elena Espinosa, así como a Beatriz Corredor y Bibiana Aído, de quienes ha dicho que «han asumido la difícil tarea de lanzar nuevas políticas en materia de vivienda e igualdad», así como a Celestino Corbacho, «que ha asumido la cartera de Trabajo en momentos particularmente difíciles pero ha dejado encauzada una importante reforma laboral». «Las etapas políticas se cumplen y es necesario hacer una renovación para ganar energía e impulso».

Tras los eleogios, Zapatero ha aprovechado para rechazar los «juegos retóricos» de Otegi para no crear «confusión» y ha asegurado que siempre que es preguntado se dirige al mundo de Batasuna para recordarle que sólo tiene dos opciones: "o votos o bombas".

Nuevos puestos para los ministros salientes

Tras la comparecencia de Zapatero, el destino de las caras salientes del Ejecutivo se va configurando por momentos.

EFE
EFE

Además de la intención anunciada por el presidente del Gobierno de nombrar a María Teresa Fernández de la Vega miembro del Consejo de Estado, la hasta ahora ministra Bibiana Aído será designada secretaria de Estado de Igualdad en el Departamento de Sanidad y Políticas Sociales que dirigirá Leire Pajín. Al igual que Aído, Beatriz Corredor se convierte también en secretaria de Estado de Vivienda en el organigrama del ministerio de Fomento, dirigido por José Blanco.

De la Vega renunciará al acta de diputada para incorporarse a su nuevo puesto, lo que conllevará, tal y como han informado a Efe fuentes cercanas a la vicepresidencia, la renuncia a su escaño en el Congreso debido a que es incompatible que los miembros del Consejo de Estado tengan acta de diputado o senador.