De la Vega, ¿presidenta del Consejo de Estado?

G. S.
MADRI Actualizado:

D

María Teresa Fernández de la Vega, de 61 años, se va al Consejo de Estado después de seis años y medio al frente de la Vicepresidencia Primera y portavocía del Gobierno. Lo confirmó a mediodía de ayer José Luis Rodríguez Zapatero al explicar la amplia remodelación del gabinete. Pero lo que no dijo es que De la Vega, si finalmente acepta la propuesta del jefe del Ejecutivo, podría ser la nueva presidenta de ese organismo en sustitución de Francisco Rubio Llorente, como afirmaba ayer a ABC un alto cargo socialista.

Sin duda, ese cargo sería una salida decorosa para quien desde el primer día se convirtió en la mano derecha de Zapatero, la persona que dio la cara en los peores momentos —crisis de la inmigración de 2005, el desastre económico, el secuestro del «Alakrana» y los cooperantes...—, pero que en los últimos meses había desaparecido de la primera línea política hasta el punto de que en algunas ocasiones el PP la había ninguneado preguntando en el Congreso solo a Salgado.

Lo cierto es que De la Vega fue excluida de los «pactos de Zurbano» y que en la última remodelación ministerial, de 2009, su nombre sonó con fuerza como una de las candidatas a salir del Gobierno. Para entonces su posición comenzaba a debilitarse, entre otras razones por sus tensas relaciones con la ministra de Economía, Elena Salgado, con José Blanco, y con Alfredo Pérez Rubalcaba.

En algún momento se habló de que se nombraría un ministro de Presidencia, a lo que ella siempre se negó por lo que suponía de pérdida de poder. Ahora queda fuera del gabinete.