El portavoz parlamentario de ERC, Alfred Bosch, durante su intervención en el pleno del Congreso
El portavoz parlamentario de ERC, Alfred Bosch, durante su intervención en el pleno del Congreso - efe
ley de abdicación del rey

ERC pide una «república catalana» y no el el «régimen pasado» de la Monarquía

Los diputados de las minorías, salvo UPN y Foro Asturias no apoyaron la Ley de Abdicación

Actualizado:

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Alfred Bosch, dijo hoy que mientras la Cámara Baja «escribe hoy una página del pasado», el pueblo catalán irá «más allá» el 9 de noviembre, día de la consulta soberanista convocada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, elegiendo entre «Monarquía española y república catalana». [ Así hemos contado en directo el debate en el Congreso, en ABC.es]

Así lo dijo durante el debate en el Congreso de los Diputados de la Ley de Abdicación. «Hoy se escribe una página del pasado, una página que pasará, y empezaremos a hablar del futuro, y entraremos en una fase de plenitud democrática», dijo.

En su opinión, con la tramitación de la Ley de Abdicación, sin dejar que el pueblo decida qué tipo de jefatura de Estado quiere, España está retrocediendo «como los cangrejos».

«No se entiende un relevo entre aristócratas. Cambiando coronas no se cura el dolor de cabeza», opina el portavoz de ERC, quien señaló que los cargos, las funciones, la representación política «no se heredan», como tampoco los pueblos. «No somos un mueble que pasa de padres a hijos», dijo.

Por su parte, la portavoz del BNG, Olaia Fernández Dávila, manifestó que la decisión del PP y del PSOE de decantarse por un proyecto de ley en lectura única, «no acabarán con la desafección ciudadana» hacia la política porque «están remando en sentido contrario» y dejando «pasar la oportunidad histórica» de debatir sobre el derecho a decidir sobre su futuro.

Por su parte, el diputado de Compromís-Equo Joan Baldoví manifestó que «algo huele a podrido» cuando se censura la portada que la revista satírica «El Jueves» preparó tras el anuncio de la abdicación del rey Juan Carlos.

Uxue Barkos, de Geroa Bai, criticó que utilizar la Ley de Abdicación como «parapeto» para un referéndum es una «falta de respeto» a los ciudadanos.

Y la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, manifestó que «Juan Carlos ha sido más comprensivo con la realidad insular que el propio Gobierno», pero las cosas «tienen que cambiar» para que España no se convierta en un país de «fuego y ceniza». Anunció la abstención de su partido y el voto en contra de Nueva Canaria.

El diputado de Foro, Enrique Álvarez Sostres, dijo que el príncipe Felipe tiene ante sí una «ingente tarea regeneradora» y señaló que «siempre tendrá el gran ejemplo de la sociedad española, que nunca dudó en los grandes momentos y en las grandes dificultes».

Por último, Carlos Salvador (UPN) manifestó que su partido recibe con «serenidad, comprensión y agradecimiento» la decisión del Rey, al tiempo que criticó que «quienes desean quebrar la patria» quieran «utilizar este momento para su propio beneficio» son los mismos que «le niegan a Navarra su derecho a ser Navarra», en alusión a los diputados de Amaiur.