Votación de la ley de Abdicación
Votación de la ley de Abdicación - José Ramón ladra
Abdicación de Don Juan Carlos

La Policía impide que una treintena de manifestantes «rodeen» el Congreso

La concentración convocada frente a la Cámara Baja durante la tramitación de la ley de Abdicación no estaba comunicada oficialmente

Actualizado:

Un amplio despliegue de la Policía Nacional ha impedido que al mediodía de este miércoles varias decenas de manifestantes, una treintena según fuentes policiales, se concentrasen ante el Congreso de los Diputados, donde la Cámara Baja votaba la ley orgánica para la sucesión en la Corona.

La Coordinadora 25-S había convocado para las 12.30 horas un «Rodea el Congreso» con el lema «Monarquía ?¡Abolición!!», coincidiendo con la votación en la Cámara Baja de la ley orgánica que permitirá la abdicación del Rey Juan Carlos I y la sucesión en la Corona en la figura de su hijo, el futuro Felipe VI.

A esa hora una decena de manifestantes ha intentado llegar hasta la confluencia del Paseo del Prado con la Carrera de San Jerónimo, donde la Policía suele colocar una valla cuando hay concentración, pero no han podido acercarse porque un amplio grupo de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) o antidisturbios se lo ha impedido.

Varios manifestantes se han sentado en el suelo y la Policía les ha obligado a levantarse y andar por el Paseo del Prado hacia Atocha, junto con el resto de personas que se han sumado, empujándoles en ocasiones.

Esta actitud ha motivado las quejas de los congregados y de algunos periodistas, varios de los cuales han sido identificados por los agentes, mientras los manifestantes gritaban consignas como «libertad de expresión», «libertad de manifestación» y «la voz del pueblo no es ilegal».

Un miembro de la Coordinadora ha criticado que no pudieran manifestarse frente al Congreso y ha aseverado que la concentración «estaba comunicada, como demuestra el hecho de que haya tanta Policía», aunque fuentes policiales han asegurado que no estaba comunicada oficialmente, como es preceptivo para que no sea ilegal.

Los manifestantes han permanecido congregados más de media hora frente al Museo del Prado, donde han criticado a la Monarquía, han defendido un referéndum sobre el modelo de Estado y han denunciado la «represión» de la Policía, y a continuación se han dispersado.