El TS rebaja la pena a la mujer que mató al violador de su hija

ABC
ALICANTE Actualizado:

Quemó con gasolina en un bar al violador de su hija mientras éste disfrutaba de un permiso carcelario. Ahora, el Tribunal Supremo le ha rebajado la pena a cinco años de prisión por el delito de asesinato y a seis meses por el delito de lesiones dolosas, frente a los nueve años y un año, respectivamente, que le había impuesto la Audiencia Provincial de Alicante. La mujer roció con gasolina al hombre en 2005 después de que su propia hija se encontrara con él en un bar de Benejúzar (Alicante). A. C. V. S., de 69 años, la había violado en 1998, cuando contaba con trece años de edad.

Según el Supremo, cuando la mujer vio al violador, «el estímulo exterior recibido (...) fue de tal calado emocional, que su reacción fue proporcional a su acción agresiva». El TS ha rebajado cuatro años la pena al considerar la concurrencia de la eximente incompleta de trastorno mental transitorio, que implica imponer la pena inferior en dos grados por un delito de asesinato en concurso ideal con otro de lesiones. Según el TS, la visión le provocó «un estado emocional y de ansiedad de tal intensidad que fue más allá de lo que podría calificarse de una parcial ofuscación».