manifestación en madrid

Miles de personas marchan contra «la tregua trampa» de ETA

Víctimas del terrorismo, cargos públicos del PP y distintas organizaciones han acudido a esta convocatoria de la plataforma 'Voces contra el Terrorismo', que preside Francisco José Alcaraz

EFE
MADRID Actualizado:

Miles de personas se han adherido a la llamada de la plataforma Voces contra el Terrorismo, del ex presidente de la AVT Francisco José Alcaraz, y han reactivado en la calle la llamada "rebelión cívica" -en contra de la negociación con ETA- para que la banda no pueda presentarse a las elecciones.

La manifestación, encabezada con el lema "No más mentiras, no más treguas trampa", en alusión al último alto el fuego anunciado por ETA, ha discurrido por el barrio de Salamanca de Madrid, con constantes gritos pidiendo la dimisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con críticas al vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Zapatero dimisión"; "Rubalcaba, papanatas, el Faisán te delata"; Rubalcaba, traidor" o "Rubalcaba, el chollo se te acaba" son algunas de las consignas que han coreado los asistentes a esta marcha, que ha partido en su cabecera con varias víctimas del terrorismo en sillas de ruedas, como la madre de Irene Villa.

Una primera fila que dejaba patente las huellas del terror y que ha sido aplaudida a ambos lados de la calle Serrano de Madrid por miles de personas que también han vitoreado los nombres de los representantes del PP que, a título personal, han secundado la protesta, entre ellos Jaime Mayor Oreja, único integrante de la dirección, y los eurodiputados Carlos Iturgáiz y Teresa Jiménez Becerril. También han estado presentes la alcaldesa de Lizartza, Regina Otaola, la ex líder del PP vasco María San Gil, así como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aunque no ha querido sumarse a la cabecera y ha permanecido unos quince minutos fuera del cordón de seguridad que la organización había preparado para marcar el trazado de la marcha. También han acudido la presidenta del Foro de Ermua, Inma Castilla de Cortázar, o el funcionario de prisiones que fue secuestrado por ETA, José Antonio Ortega Lara.

Una manifestación que han apoyado siete colectivos de víctimas, como Covite, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, la de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO), la asociación Verde Esperanza y las asociaciones riojana y murciana de víctimas. Sin embargo, no ha logrado el respaldo de la AVT, que dirigió Alcaraz entre 2004 y 2008, ni el de la Federación de Asociaciones Autonómicas de Víctimas del Terrorismo.

Críticas al Gobierno

Alcaraz ha recalcado durante la protesta, de dos horas y media de duración, que las víctimas no están dispuestas a que "ETA siga en las instituciones" y ha insistido en que van a seguir "pidiendo justicia, a pesar de que el Gobierno quiera vendernos mentira como que ETA de alguna forma quiere un fin". "Queremos un fin por la derrota", ha aseverado Alcaraz en declaraciones a los periodistas. Un mensaje en el que han coincidido las víctimas que han intervenido emocionadas al final del acto, como la madre de la pequeña de seis años que murió en 2002 en un atentado en Santa Pola, quien ha lamentado que uno de los asesinos de su hija se haya podido comunicar con su padre por videoconferencia mientras ella espera que se celebre el juicio.

"El Gobierno nos quiere hacer creer que hay una ETA buena y una mala. Quieren que creamos que los terroristas se arrepienten por oleadas sin contrapartidas, pero eso no es verdad", ha afirmado frente a las víctimas Regina Otaola en su intervención, que al igual que otras ha sido interrumpida con aplausos y con abucheos cuando se nombraban los nombres de Zapatero y, sobre todo, de Rubalcaba. Como cuando lo ha hecho Santiago Abascal, el presidente de la Fundación de Defensa de la Nación Española, quien ha pedido a los representantes políticos que estén a la altura de España y persigan a los terroristas "sin chivatazos".

El 'caso Faisán' y el 11-M también han estado presentes en algunos discursos de las víctimas, que no han cesado de pedir durante la marcha, como la concejal del PP en Azkoitia Pilar Elías, que ETA no esté en las instituciones y no haya "más treguas-trampa".