lucha antiterrorista

Interior cree que Troitiño trata de huir a Irlanda o Sudamérica

El PP exige medidas disciplinarias contra los jueces implicados en la cadena de decisiones que permitió la fuga del terrorista de ETA

MADRID Actualizado:

Los servicios de Información de la Policía y la Guardia Civil sospechan que Antton Troitiño trata de huir a Irlanda o Sudamérica ayudado por sus allegados y, quizás, por los restos de la 'red Harrera', el maltrecho aparato de acogida de la banda terrorista.

Los efectivos antiterroristas del Ministerio del Interior, tras centrar durante casi 48 horas su búsqueda en Guipúzcoa, algunos municipios de Vizcaya y el País Vasco francés, donde el exmiembro del 'comando Madrid' tiene familia, ampliaron ayer la operación de rastreo sobre todo al norte del país vecino, en particular hasta Bretaña, Normandía y Norte Paso de Calais. Según revelaron mandos de la investigación, el Centro Nacional de Inteligencia, que colabora con la Guardia Civil en la búsqueda, también «activó efectivos» en Bélgica, Holanda y el Reino Unido, ante la posibilidad de que el prófugo intente llegar a las islas británicas por vía marítima.

El temor de los servicios de Interior y Defensa es el mismo: que Troitiño, todavía sin pasaporte, intente 'reeditar' el periplo de Iñaki de Juana Chaos y llegue a Irlanda, donde contaría con el apoyo y asistencia jurídica del entorno del Sinn Féin. De Juana llegó a Dublín de manera legal días después de que abandonara la cárcel en agosto de 2008 y ante el temor de ser procesado de nuevo por enaltecimiento del terrorismo se quedó a vivir en aquel país.

Desde septiembre de 2008 hasta marzo de 2010, hasta que un juzgado de Belfast acordó definitivamente entregar a España al prófugo, De Juana logró paralizar con todo tipo de recursos jurídicos su vuelta a España. A pesar de estar bajo vigilancia y con el pasaporte retirado, antes de consumarse su entrega logró escapar y se encuentra en paradero desconocido, aunque varias fuentes le sitúan en Sudamérica, quizás en Venezuela.

Todos los especialistas coinciden en que la intención final de Troitiño es, si puede, llegar a Latinoamérica, aunque descartan que haya tenido tiempo ni recursos para hacerse con un pasaporte falso tan pronto que le permita abordar un avión. Los servicios antiterroristas en modo alguno descartan que el etarra, si no logra llegar a las islas británicas ni sortear los controles de un aeropuerto para volar a Sudamérica, intente salir cuanto antes de la Unión Europea, a un país en el que su extradición o entrega judicial directa fruto de la orden de detención europea (OED) que pesa contra él, sea mucho más complicada que dentro de la unión.

Alarma social

Mientras, en España, la excarcelación y posterior huida del etarra Antton Troitiño ha generado una importante alarma social, pero los jueces de la Audiencia Nacional que con sus decisiones permitieron que saliese de la cárcel no tienen por qué haber incurrido en irregularidad disciplinaria alguna. Esa es la conclusión que se desprende de la valoración de urgencia realizada ayer por la portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Gabriela Bravo señaló que el consejo no ha abierto investigación sobre estos hechos porque todavía no ha recibido denuncia o queja oficial alguna que lo reclame. Anticipó, no obstante, que, de iniciarse las diligencias internas, deberá actuarse «con prudencia» porque, a primera vista, el comportamiento de los magistrados tiene «cierta apariencia jurisdiccional».

La portavoz del máximo órgano de gobierno de los jueces contestó de esta manera al comunicado en el que el PP exigía al CGPJ la apertura inmediata de una investigación para determinar por qué la Audiencia Nacional -«en una decisión errónea» que días después rectificó- excarceló a Troitiño y por qué no ordenó a la policía vigilar al etarra tras recibir un recurso de la Fiscalía que le pedía el retorno a prisión del terrorista, y que días después terminó por aceptar. Los populares creen que «las contracciones internas» del tribunal central, la «demora» en dictar la resolución adecuada y el no ordenar la vigilancia preventiva del etarra fue lo que permitió su fuga.

El responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, exige al CGPJ por todo lo anterior que «depure responsabilidades» entre los magistrados de la Audiencia Nacional si se confirma que los hechos son sancionables. Trillo, sin embargo, contra el único magistrado que dirige sus acusaciones con nombre y apellidos es contra el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, pero no cita en las dos hojas de su comunicado a Alfonso Guevara, el presidente de la Sección Tercera, que es el tribunal que tomó todas las decisiones -excarcelación, revocación y orden de busca y captura- sobre Troitiño.