movimiento 'toma la plaza' | reacciones

Los 'indignados' convocan un «grito mudo» contra la prohibición

Zapatero garantiza que Interior actuará «correctamente y con inteligencia»

MADRID Actualizado:

Los concentrados en la Puerta del Sol de Madrid desde el pasado 15 de mayo han convocado un "grito mudo" para esta medianoche, cuando entra en vigor la prohibición de la Junta Electoral Central para realizar manifestaciones en la jornada de reflexión de las elecciones municipales y autonómicas. A través de las diferentes páginas web se convoca "a toda la gente" para que acuda a la Puerta del Sol con un trozo de cinta de carrocero o de pintor pegada en la boca. "A las 00:05 horas de la madrugada del viernes al sábado, con la señal del megáfono nos quitaremos la cinta y daremos el grito mudo al cielo, de manera que aunemos todas nuestras fuerzas hacia la conciencia colectiva", reza la convocatoria. Los convocantes añaden que habrá coordinadores repartiendo cinta en la misma Puerta del Sol para aquellos que decidan acudir esta medianoche a la protesta.

José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno: «El Ministerio de Justicia está estudiando la resolución de la Junta Electoral Central. El Ministerio del Interior y el Gobierno actuarán bien, de manera inteligente; eso es lo que queremos, que se garanticen todos los derechos y se respete una jornada de reflexión, pero no adelantemos acontecimientos. Soy el principal interpelado por los concentrados y mi obligación es escuchar, ser sensible e intentar dar respuestas para recuperar cuanto antes la economía y el empleo. No obstante, además de con manifestaciones, las cosas cambian con el voto y con la participación política. Mi más profunda y más grave preocupación es la creación de puestos de trabajo, pero las cosas van a mejorar en los próximos meses. ¡Cómo no voy a entender a la gente que ha perdido el trabajo, a la gente joven que no encuentra trabajo, que tenga una situación de protesta, de crítica, de desaliento ante el futuro!».

Mariano Rajoy, líder del PP: «Si fuera ministro del Interior cumpliría la ley. He sido ministro del Interior y he vivido muchas manifestaciones, como las antiglobalización, y en cada caso se actuaba de forma diferente pero siempre cumpliendo la ley y de la manera que genere más beneficios para el conjunto de los ciudadanos. La responsabilidad es del señor Rubalcaba, a quien deseo mucho acierto y a quien también pido que no mire para otro lado. Confío en que la gente cumpla la ley y no se produzca ninguna manifestación contraria a lo que ha dicho la Junta y la legislación vigente».

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata por el PP: "Estoy por convocar un campamento en la calle Ferraz y que se sienten allí los 90.000 militantes del PP de Madrid, que son más que los que hay en Sol, y no se levanten hasta que se marche Zapatero. A ver que hace Rubalcaba, qué creen ustedes que haría Rubalcaba. Puedo compartir algunas de las reivindicaciones de estos chicos que están manifestándose pero lo que no comparto es que PSOE igual a PP, PSOE: cinco millones de parados; PP: cinco millones de empleos... Esto de decir que cuando falla un Gobierno de izquierdas, lo que falla es el sistema, no, lo que falla es el Gobierno. La democracia es el peor de todos los sistemas conocidos excluidos todos los demás. La democracia tenemos que defenderla, y no ponerla apellidos, porque los que ponen apellidos a la democracia me preocupan muchísimo. Fíjese Franco con la democracia orgánica, o los comunistas con su democracia popular».

Javier Rojo, presidente del Senado: «No sobra la política, lo que hay que poner en valor es la política y los políticos con mayúsculas. Los políticos deben escuchar las exigencias de la gente y sus nuevos planteamientos. El desempleo juvenil, así como una sociedad más formada e informada, han sido factores claves de este movimiento. No niego las protestas y las reivindicaciones, pero España es un gran país, admirado en el mundo por su proceso de transición democrática, y tiene que dar una imagen de solvencia y confianza. Hay un cuestionamiento que tiene que ver con la crisis mundial, algo que se debió a que hubo menos política de la que se debía, a neoliberales que decían que la mejor regla es la que no existe y que hay que dejar a los mercados que las marquen».

Tomás Gómez, candidato socialista a presidente de Madrid: «Quiero responsabilizarse de los jóvenes de la Puerta del Sol. El único desalojo en el que yo creo es en el que tiene que producirse el domingo con los votos de la señora Aguirre de la presidencia de la Comunidad de Madrid. Los jóvenes acampados en Sol se están manifestando en libertad, de forma pacifica, en actitud ejemplar, y tienen que tener la consideración y el reconocimiento de la mayoría. Yo quiero responsabilizarme del futuro de esos jóvenes. les hicieron creer que el centro de todo es el dinero y que el éxito de la vida es cuánto puedes ganar, y hoy nadie se responsabiliza de ellos; la política tiene que responsabilizarse de ellos y yo quiero responsabilizarme de ellos a partir del día 23».

Gregorio Gordo, coordinador general de IU-CM y candidato de Izquierda Unida-Los Verdes: « Vamos a poner un recurso contencioso a la decisión de la Junta Electoral. El recurso va en la misma línea de lo que hemos venido diciendo. Entendemos que el bipartidismo ha seguido presionando a la Junta Electoral y ambas, tanto la Central como la Provincial, parece que han sucumbido a las presiones. En cualquier caso, deberían tener claro que lo que hay en la Puerta del Sol no es un acto electoral sino la contestación y la indignación a la negación de futuro y de empleo a los jóvenes. Si la Junta Electoral entiende que es un acto electoral (lo que está sucediendo en Sol) se sigue equivocando. Si creen que esos problemas se resuelven con la policía, se volverán a equivocar».

Luisa Fernanda Rudi, candidata del PP a la Presidencia de Aragón: «En democracia, las inquietudes se canalizan y los cambios se provocan a través de las urnas, ejerciendo el derecho al voto. Este movimiento tiene su origen en una situación de desencanto y de desesperanza en la que están sumidos muchos sectores sociales, tanto en España como en Aragón. Hay mucha población que no está de acuerdo con estas protestas y que no tiene la percepción de que muchos españoles estén planteando un cambio de sistema. Están planteando un cambio de situación donde se pueda vivir y tener trabajo.