NUEVO GOBIERNO

Una fiel vicepresidenta y otros doce elegidos

Se trata del Gabinete más reducido de la democracia, con un miembro menos que los que tuvo el Ejecutivo de José María Aznar de 1996

MADRID Actualizado:

Cuatro mujeres y nueve hombres integran el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. Se trata del Gabinete más reducido de la democracia, con un miembro menos que los que tuvo el Ejecutivo de José María Aznar de 1996, hasta hoy el menor de esta etapa. La estructura del Gobierno de Rajoy tiene una vicepresidencia menos que el último de José Luis Rodríguez Zapatero, que contaba con una vicepresidencia de Asuntos Económicos y otra de Política Territorial.

Soraya Saenz de Satamaría, vicepresidencia del Gobierno y el ministerio de Presidencia y la portavocía: El éxito que le acompaña es el resultado de una carrera política que nació, maduró y prosperó bajo la sombra de Rajoy. Vallisoletana de familia de clase media, destacada estudiante y brillante opositora, esta alta funcionaria apenas ejerció como abogada del Estado en León cuando acudió a una entrevista de trabajo en La Moncloa. Fue contratada como asesora en la vicepresidencia donde solo destacó por su capacidad de trabajo y tenacidad. Cuando conoció su forma de actuar, voluntariosa y leal, Rajoy la integró en su equipo de confianza y, en cuanto pudo, la incluyó en las listas electorales del PP por Valladolid sin que jamás hubiera pasado por una asamblea o comité provincial. Ver más.

José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores: Es una sorpresa solo relativa, porque su nombre sí aparecía en algunas previsiones de los así llamados cenáculos políticos. Con todo, se puede ver como una novedad para las mayorías porque su condición de eurodiputado le tiene materialmente alejado de la escena matritense. Ver más.

Jorge Fernández Diaz, ministro de Interior: Mariano Rajoy ha elegido para su nuevo Gobierno a un veterano exgobernador civil y persona de su absoluta confianza (su “eterno secretario de Estado”) para gestionar la desaparición definitiva de ETA y, sobre todo, para administrar los tiempos de los posibles acercamientos de presos terroristas, la gran carta en poder del Gobierno. La designación del ingeniero industrial Jorge Fernández Díez (Valladolid 1950) como titular de Interior, además de una sorpresa mayúscula, supone una apuesta por la experiencia en un momento especialmente delicado en el departamento. No en vano, Fernández lleva 33 años en política, desempeñando todo tipo de cargos. Ver más.

Pedro Morenes, ministro de Defensa: Llega con el perfil de un técnico conocedor de las Fuerzas Armadas y de la industria militar española. Licenciado en derecho por la universidad de Navarra, fue secretario de Estado de Defensa en la primera legislatura de José María Aznar y su carrera política se proyectó bajo la sombra del que fue ministro Eduardo Serra. Durante esta etapa protagonizó la profesionalización de los ejércitos con el hito de la supresión del servicio militar obligatorio. Ver más.

Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia: Fiscal de carrera y actual alcalde de Madrid, es uno de los dirigentes más veteranos que tiene el Partido Popular, de hecho comenzó en Nuevas Generaciones de Alianza Popular, formación política a la que llega a través de su padre José María Ruíz-Gallardón. Licenciado en Derecho por el CEU San Pablo en el año 1982 obtuvo el segundo puesto en las oposiciones al Ministerio Público y fue destinado a la Audiencia Provincial de Málaga. Ver más.

Cristobal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas: El elegido por Mariano Rajoy para pilotar el proceso de saneamiento de las maltrechas cuentas públicas y asegurar el cumplimiento del programa de reducción del déficit comprometido con Bruselas. Montoro, hasta ahora portavoz del Partido Popular para asuntos económicos, es la pieza clave en el desgajamiento de las competencias de Hacienda del Ministerio de Economía. Una decisión que se justifica por la dedicación que requerirá arreglar el abultado desfase negativo entre ingresos y gastos, cuyo reequilibrio ha sido hasta ahora la principal meta a la que se ha supeditado toda la política económica. Ver más.

Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad: Jurado, licenciado en Económicas y Empresariales y técnico comercial y economista del Estado, que cumplirá 52 años el próximo enero, es el nuevo ministro de Economía y Competitividad en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. Su carrera ha discurrido durante años en la administración pública, pero también atesora una larga experiencia en el sector privado, donde fue, sucesivamente, consejero delegado de AB asesores, presidente ejecutivo para España y Portugal de Lehman Brothers y responsable financiero de Pricewaterhouse Coopers. Desde febrero de 2010 dirige un centro independiente de análisis de los retos del sector financiero, creado al alimón por la consultora PWC y el Instituto de Empresa. Ver más.

José Manuel Soria, ministro de Industria, Comercia y Turismo: Responde perfectamente al perfil que Mariano Rajoy espera de sus ministros: ampliamente preparado, con un currículo profesional antes de la vida pública y experiencia en la política como gestor en varias administraciones. Hombre de total confianza del presidente del Gobierno, Soria (Las Palmas de Gran Canaria, 1958) es un veterano de los despachos, pero tiene tras de sí un bagaje profesional como Técnico Profesional del Estado y profesor de Macroeconomía y Economía Internacional en el Centro de Estudios Comerciales de Madrid desde 1984 a 1989. Ver más.

Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente: Es la persona elegida por Mariano Rajoy para encabezar el recuperado Ministerio de Agricultura, que durante la etapa de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero desapareció para integrarse sus funciones en la cartera de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Arias Cañete repite en este departamento, que ya encabezó entre 2000 y 2004 en el segundo Gobierno de José María Aznar. Un período en el que tuvo que gestionar la crisis alimentaria que provocó la enfermedad de las ‘vacas locas’, que provocó enormes pérdidas a la ganadería. Ver más.

José Ignacio Wert, ministro de Educación y Cultura: licenciado en Derecho y máster en Sociología Política, será a partir de este jueves el nuevo ministro de Educación, Cultura y Deportes en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. Es uno de los grandes expertos en demografía y demoscopia en España. Preside Inspire Consultores y el consejo de administración de Kantar Media España y ha estado al frente de un buen puñado de instancia y organismos. Wert ha compatibilizado su brillante carrera profesional con una breve experiencia como político, aunque en la actualidad no milita en el Partido Popular. Ver más.

Ana Mato, Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad: Una de las mujeres de confianza de Mariano Rajoy se hará cargo de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Ana Mato siempre ha cumplido con eficacia en la sala de maquinas del partido, especialmente como jefa de campaña de las pasadas elecciones en las que el PP ha obtenido el premio de la mayoría absoluta. Su fidelidad a Rajoy en los momentos difíciles del ahora presidente y su labor de hormiga en la trastienda del partido obtienen ahora su recompensa en forma de Ministerio. Ver más.

Ana Pastor, ministra de Fomento: Se confirman todas las quinielas. La ministrable vuelve a ser ministra. En esta ocasión, de Fomento. Ana María Pastor Julián (Cubillos del Pan, Zamora, 1957), una de las personas más próximas y en quien más confía Mariano Rajoy, no en vano son amigos desde la juventud, se hará cargo de una cartera repleta de retos; el más importante, convencer al jefe del Ejecutivo de que la inversión en obra pública no sea, como le ha sucedido a su predecesor, José Blanco, la más afectada por los recortes en busca de la ortodoxia presupuestaria. La privatización de Aena, hoy en el limbo, será otra de tareas a las que deberá entregarse Pastor. Eso, y la política de Vivienda, que, si no hay cambios, quedaría también entre sus atribuciones. Ver más.

Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social: Dos pájaros de un tiro. Eso es lo que ha logrado Mariano Rajoy con el nombramiento de Fátima Báñez como nueva ministra de Empleo y Seguridad Social -cambia la denominación del departamento, antes de Trabajo y Asuntos Sociales, para resaltar la importancia que tendrá la creación de nuevos empleos en la presente legislatura-. De un lado, completa la llamada cuota andaluza en el Gobierno -junto a Cristóbal Montoro y Miguel Arias Cañete, ahora en Hacienda y Agricultura, respectivamente- y, de otro, premia su eficiencia discreta que, en apenas once años -llego al Congreso en 2000- ha pasado de ser diputada rasa a ministra. Ver más.