convenio de trabajo e interior

Las empresas que hagan planes de seguridad vial reducirán sus cotizaciones a la Seguridad Social

El Gobierno premia las iniciativas de concienciación para una movilidad segura de los trabajadores

MADRID Actualizado:

Las empresas que realicen planes de movilidad y seguridad vial podrán ver reducidas sus cotizaciones a la Seguridad Social, según un convenio firmado este martes por los ministros de Interior y Trabajo para prevenir los accidentes de tráfico laborales, que en 2009 se aproximaron a los 69.000.

El vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el titular de Trabajo, Valeriano Gómez, han rubricado este acuerdo de colaboración con el objetivo de promover los planes de movilidad y seguridad vial en las empresas, y reducir este tipo de accidentes, tanto los llamados 'in itinere' -al ir o al volver al trabajo- como los siniestros 'en misión' -los que ocurren dentro de la jornada laboral-.

Valeriano Gómez ha explicado que las empresas que realicen planes de concienciación para una movilidad segura de sus trabajadores podrán ver reducida una parte de la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, que es variable, dependiendo del sector al que pertenezca. Ese porcentaje de la cotización a la Seguridad Social, según Gómez, es importante en determinados sectores y supone varios puntos en relación al salario, de ahí la importancia de que las empresas actúen "correctamente y proactivamente" en el ámbito de la prevención de riesgos laborales.

Medida para grandes empresas

La rebaja podrá ser de unas décimas de punto e incluso más de un punto en la cotización por contingencias derivadas de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, ha concretado el ministro, quien ha recalcado que hay algunos sectores en los que esa cotización puede superar el cuatro o cinco por ciento, sobre todo en los de mayor siniestralidad laboral como el del transporte. Para este sector, según Gómez, la aplicación de este tipo de planes puede ser fundamental ya que hay un 6% de asalariados en el mismo, que suponen varios centenares de miles de trabajadores.

Esta medida afectará en general a las grandes empresas, a partir de los 350 trabajadores, según ha concretado el ministro. Sobre las consecuencias de esta medida para los ingresos del Estado, Valeriano Gómez ha dicho que en esta materia siempre hay un "ahorro final" porque, aunque se reduzcan cotizaciones, se gastará menos en las consecuencias de los accidentes de trabajo. Por ello, ha asegurado, que el resultado final "no tiene que ser negativo" para las arcas del Estado, ya que la reducción de gastos compensa la disminución de ingresos.

Durante su intervención, el ministro de Trabajo ha subrayado que el 34% de las muertes por accidente de trabajo en 2009 se produjo en un siniestro en las carreteras y que el 16% de los trabajadores considera a los accidentes de tráfico o a los atropellos como uno de los principales riesgos en el desarrollo de su labor.