tráfico

Los atascos en España tienen precio: 5.500 millones al año

El gasto por habitante, en ciudades como Madrid o Barcelona, puede llegar a alcanzar los mil euros

MADRID Actualizado:

La Semana Santa es una de las fechas predilectas de los automovilistas para irse de vacaciones. Ya empieza el buen tiempo y tras meses de estar ‘encerrados’, lo que más apetece es coger el coche y escapar de la ciudad. En unas pocas horas, cientos de miles de vehículos toman las autopistas o autovías españolas repitiendo la misma escena cada año: atascos kilométricos a las entradas y salidas de las grandes ciudades.

En el Instituto de Prospectiva Tecnológica (IPTS) de Sevilla, uno de los siete institutos del Centro Común de Investigación (JRC) de la Comisión Europea, han estudiado la congestión que sufren las carreteras europeas a diario y su coste utilizando para ello las mediciones de velocidad de los GPS.

El informe estima que los atascos suponen un gasto equivalente al 1% del PIB de la Unión Europea, en concreto 111.300 millones de euros al año, sumando contaminación, gasto extra en combustible y tiempo de trabajo perdido. Pero los costes varían según el país y la ciudad. En España, “es muy alto, en torno a los 5.500 millones de euros anualmente”, explica Panayotis Christidis, director del estudio y miembro del IPTS, mientras que para Alemania y Reino Unido suponen un gasto anual de más de 24.000 millones.

Para los españoles que residen en una ciudad mediana, el gasto per cápita oscila entre los cien y doscientos euros anuales, aunque si lo hace en Madrid o Barcelona -dos de las urbes europeas más congestionadas- puede llegar a pagar hasta mil euros.

El estudio revela además que el 5% de las carreteras españolas sufre altos niveles de congestión, aunque la situación es mejor que la del resto del Viejo Continente, ya que hay una red viaria "de alta calidad", incide Christidis. En el ‘top ten’ de vías urbanas (aquellas con velocidades inferiores a 50km/h), España es el país mejor posicionado, con un retraso medio por kilómetro y en hora punta de tan solo 12,7 segundos.

Soluciones

¿Cómo acabar con los atascos? Desde el IPTS, proponen, principalmente, dos medidas: nuevos sistemas de tarificación inteligente, mediante el pago de un peaje en hora punta, y la mejora de la calidad del transporte público. “En el caso de España el reto no es construir más carreteras, sino suavizar los picos de demanda con otras medidas”, puntualiza Christidis.

Las encuestas realizadas revelan que más de la mitad de los europeos están a favor de sustituir las tasas actuales por un sistema que cobre en función de dónde, cuándo y cuánto se usa el coche. Respecto a la mejora del transporte público, los encuestados señalan que no lo usan debido a la falta de conexiones, a una baja frecuencia del servicio e, incluso, de la baja seguridad, algo que Christidis cree que podría estar influido por los atentados del 11-M.

Según el informe, los españoles usarían más los medios de transporte públicos si se generalizara el uso de billete único, mejorase el intercambio entre modos y hubiese una mayor información on line.