accidente de Spanair

Los afectados califican el informe de ofensivo y parcial

Solicitan una revisión por parte de especialistas nacionales e internacionales

EFE
MADRID Actualizado:

La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 consideran que el informe definitivo publicado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) sobre el accidente del avión de Spanair de agosto de 2008 es "ofensivo, parcial e incompleto".

Según Vera, una de las supervivientes del accidente del 20 de agosto de 2008, Fomento "ha fracasado" y desde luego "hemos perdido toda la confianza en esas autoridades porque no sólo han perdido una oportunidad de realizar una profunda investigación que ayude a mejorar la seguridad, sino que encima "echan la culpa al muerto".

Pilar Vera ha anunciado que han presentado una carta de queja a través del Registro del Ministerio de Fomento, mostrando su "repulsa" por el informe, dado que el ministro, José Blanco, no ha querido recibirles para exponerle sus quejas.

Posible connivencia

El decano del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC), Luis Ignacio Lacasa, ha criticado también a Fomento, ministerio al que ha acusado de perder parte de su credibilidad con el informe y de comprometer la seguridad aérea española. Por tal motivo, se ha solicitado una revisión independiente del informe por especialistas nacionales e internacionales, y cuando se tenga se va a llevar ante la Comisión de Fomento del Congreso.

Respecto a las declaraciones de la presidenta de la comisión de investigación, Rosa María Arnaldo, de que el avión podría haber remontado el vuelo, Lacasa ha indicado que el informe pericial apunta que era imposible, y además los pilotos no estaban entrenados para resolver esa situación, ni el avión preparado.

Tanto Vera como Lacasa han dejado en el aire la posibilidad de que existiese una posible connivencia entre la administración, los fabricantes y los operadores (compañías aéreas) para que el informe no entrase en detalles más profundos, y no aludiese, por ejemplo, a un fallo en el diseño del avión accidentado, un MD-82 de Boeing.