Rajoy tacha de «patética» la política exterior del Gobierno

El Ejecutivo recuerda a Caruana que de soberanía solo habla con el Reino Unido

Actualizado:

MADRID

Los dirigentes del Partido Popular salieron ayer al unísono a acusar al Gobierno de debilidad ante Gibraltar, después de que su ministro principal, Peter Caruana, suspendiera dos reuniones técnicas del Foro Tripartito y retara al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a llevar el litigio por la soberanía de las aguas que rodean el Peñón a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, tras las reclamaciones gibraltareñas y el último choque con Venezuela por la presencia de etarras en ese país, incluyó en su página personal de Facebook, este comentario: «Patética. Dícese de la actitud del Gobierno de Zapatero en política exterior».

Por su parte, la secretaria general del partido, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo en las Palmas de Gran Canaía que a Moratinos «se le está subiendo a las barbas todo el mundo, empezando por Caruana y siguiendo por Chávez», y agregó que lo ocurrido con Gibraltar no es más que una muestra de la debilidad del Ejecutivo en política exterior.

Desde Sevilla, el secretario general del PP andaluz, Javier Arenas, calificó de «gravísimo error» la creación del Foro Tripartito de Diálogo, que, en su opinión ha dado pie a que «Caruana nos plante cara».

Mientras, el Ejecutivo, a través de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, al tiempo que defendió la soberanía española sobre las aguas, lamentó que Caruana haya querido introducir en las discusiones del Foro las cuestiones de soberanía y le recordó que las mismas España las trata a nivel bilateral «exclusivamente» con Londres.

También el Reino Unido, en un comunicado del Foreign Office, reiteró que se siente seguro de su soberanía sobre las citadas aguas «y plenamente comprometido con mantener los derechos de Gibraltar». Asimismo, señaló que «entiende las preocupaciones» expresadas por Caruana por los «recientes incidentes marítimos», en referencia al forcejeo del 28 de septiembre entre la Guardia Civil y la Policía gibraltareña.

Madrid y Londres coincidieron en su deseo de que, pese a la suspensión de las reuniones técnicas, se pueda celebrar la reunión del Foro a nivel ministerial antes de fin de año.