El PSOE quiere que Moratinos y Rubalcaba comparezcan en comisión ordinaria

Los socialistas consideran que la crisis «se ha resuelto de forma casi inmediata» y que no es necesaria una comparecencia extraordinaria

MADRID Actualizado:

El PSOE quiere que los ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, expliquen lo sucedido en los últimos días en la frontera de Melilla en comisión ordinaria y no en una sesión extraordinaria de las comisiones correspondientes.

Así lo ha manifestado, en declaraciones a EFE, el secretario de Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, en referencia a la reunión del lunes de la Diputación Permanente del Congreso que debatirá, a petición del PP, ERC-IU-ICV y grupo Mixto, la comparecencia extraordinaria de los dos ministros para informar del conflicto en la frontera.

Los socialistas consideran que estas explicaciones deberán darse durante el periodo ordinario de sesiones, según Hernando, quien ha asegurado que la crisis «se ha resuelto de forma casi inmediata». De hecho, la situación en la frontera se ha normalizado y, por tanto, «no hay lugar a una comparecencia extraordinaria», toda vez que, además, Rubalcaba viajará el lunes a Rabat.

Ha salido al paso de las críticas a Moratinos por no haber dado explicaciones durante el conflicto y ha dicho que en diplomacia «hay que hacer mucho y hablar poco». «Sinceramente, eso es lo que ha hecho el Gobierno y a los resultados me remito, ya que la frontera tiene hoy una situación absolutamente normal».

Como otros compañeros de partido, Hernando ha lamentado la actuación «desleal e irresponsable» del PP en este asunto, porque, tal y como ha dicho, «se puede intentar no ayudar al Gobierno, como hace normalmente el Partido Popular, o se puede intentar torpedear la acción del Ejecutivo, que es lo que ha hecho el primer partido de la oposición».

Para Hernando, el PP, no sólo no ha ayudado, sino que «ha intentado echar más leña al fuego» enviando a Melilla «a torpedear» la gestión del Gobierno a su vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, y al ex jefe del Gobierno José María Aznar.

Y ha sido precisamente el líder del PP, Mariano Rajoy, quien, según Hernando, «ha tomado la iniciativa de mandar a dos emisarios a Melilla», por lo que, en su opinión, el presidente de los populares «no está al margen de esta deriva» y de la «estrategia» de su partido para «dificultar» las relaciones entre Marruecos y España.

Mientras que el Gobierno ha actuado con el diálogo y con propuesta encima de la mesa, el PP «la ha emprendido a puñetazos» con una actitud «irresponsable y desleal».