Localizan una patera con once inmigrantes en aguas de Alicante

Salvamento Marítimo ha rescatado a dos naúfragos en Santa Pola

ep
madrid Actualizado:

El helicóptero de Salvamento Marítimo ha rescatado a un segundo náufrago en alta mar al este de la localidad alicantina de Santa Pola, por lo que el número de inmigrantes interceptados este miércoles en la costa de Alicante asciende a 11 personas, según han informado fuentes de la Comandancia Provincial de la Guardia Civil en Alicante y de Salvamento Marítimo.

El rescate se ha producido alrededor de las 16. 30 horas a diez millas de la costa de Santa Pola y a 3, 5 millas del lugar donde ha sido rescatado por un pesquero otro náufrago, frente a la Isla de Tabarca. El segundo hombre rescatado, de unos 40 años y procedencia norteafricana, ha sido trasladado al Aeropuerto de El Altet, desde donde será llevado a las dependencias de la Guardia Civil de Santa Pola.

El segundo rescate se ha producido gracias al dispositivo puesto en marcha por el instituto armado y Salvamento Marítimo, tras el rescate unas horas antes del primer náufrago y en previsión de que hubiera más personas en alta mar. Por el momento, el dispositivo continúa en funcionamiento. Respecto al primer náufrago rescatado en aguas de Tabarca, Cruz Roja Española ha informado que se trata de un varón de 26 y de origen argelino, según ha explicado.El hombre se encuentra en "buen estado".

Los inmigrantes aseguran haber coincidido durante la travesía con otra patera

En esta jornada la Guardia Civil ha interceptado a otras nueve personas que viajaban en una patera frente a la costa de El Campello (Alicante) y Villajoyosa (Alicante), siete de ellos en la propia embarcación y otros dos en las cercanías.

Segunda patera

Según Cruz Roja, estos últimos inmigrantes, atendidos en Villajoyosa, han afirmado que llevaban 36 horas navegando en alta mar, y que durante la travesía han coincidido con una segunda patera. El estado de salud de estas personas es "bastante bueno", si bien cinco de ellos presentaban síntomas de hipoglucemia, causados posiblemente por haber estado un tiempo navegando en el mar.

Según han indicado los inmigrantes, todos ellos son varones, de origen argelino y mayores de edad, a excepción de dos que afirman tener 17 años. Los servicios sanitarios de la institución humanitaria les han proporcionado, una vez en tierra, comida, ropa nueva, kits de higiene y, sobre todo, comida hipercalórica y bebidas azucaradas. Hasta el momento se desconoce la existencia de una segunda embarcación, según fuentes de Cruz Roja, que han indicado que, no obstante, el equipo de respuesta inmediata de emergencia está en prealerta en las bases ubicadas en los municipios alicantinos de Santa Pola, Dénia y Altea.