PNV y EH Bildu arremeten contra el presidente del TSJPV por cuestionar su acuerdo de Nuevo Estatus

Iriarte advierte a Ibarra de que el Poder Judicial debe aplicar las leyes «le gusten más o le gusten menos»

VitoriaActualizado:

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, advirtió ayer que el «exiguo acuerdo» de Nuevo Estatus impulsado por PNV y EH Bildu rebasa la legalidad, pues sitúa a la voluntad popular «como único límite de las decisiones políticas». Unas declaraciones que PNV y EH Bildu han interpretado como una «advertencia» contra su proyecto de autogobierno: «Es un nuevo intento del Poder Judicial de condicionar y limitar la acción política», han asegurado las fuerzas nacionalistas.

PNV y EH Bildu se han referido de esta forma a las declaraciones que realizó el presidente del TSJPV, que durante el acto de apertura del Año Judicial recordó que el derecho a decidir al que aspiran ambas formaciones resulta «incompatible» con la Constitución. A instancias del PP, que este jueves ha presentado en el Parlamento una iniciativa para paralizar la propuesta de Nuevo Estatus, los nacionalistas han subrayado que «no hay que tomarse a broma» la intervención de Ibarra: «Sus palabras de ayer no son en balde, son palabras serias —ha destacado su portavoz en la Cámara, Joseba Egibar—. Con el derecho a la libertad de expresión se puede decir lo que quiera, pero para mí es una advertencia».

También se ha mostrado muy crítico al respecto EH Bildu, cuya portavoz, Maddalen Iriarte, ha asegruado que las palabras de Ibarra constituyen «un nuevo intento del Poder Judicial de condicionar y limitar la acción política». En esta línea, ha considerado que a la Cámara autonómica «le corresponde legislar en libertad según la voluntad mayoritaria de la sociedad», y ha advertido al TSJPV de que su papel es el de «aplicar las leyes que aprueba el Parlamento, les gusten más o le gusten menos».

«Disuasión nuclear»

Solo los populares votaron a favor de su propia iniciativa, que reclamaba la paralización de la propuesta de nuevo Estatuto pactada por EH Bildu y PNV. Además, solicitaba a la Ponencia de Autogobierno que retomara las reuniones con el fin de obtener un «mayor grado de consenso» y llegar a un acuerdo que tenga cabida «dentro del ordenamiento jurídico vigente».

Durante la sesión, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha recriminado a los nacionalistas que hayan «comprado» las tesis de los soberanistas, y ha subrayado que la «vía vasca» que defienden «es la disuasión nuclear». En este sentido, advirtió de que su formación no podrá dar sustento presupuestario a un Gobierno que ha dado «legitimidad y apoyo» al proyecto de Nuevo Estatus.