El Supremo ratifica la prisión permanente para el sevillano que asesinó a un bebé de 17 meses en Vitoria

El procesado arrojó a la pequeña desde la ventana de su piso

BilbaoActualizado:

Apenas un día después de que se ratificara la condena de prisión permanente revisable para el parricida de Oza, el Tribunal Supremo ha hecho lo propio con el individuo que asesinó a Alicia, el bebé de 17 meses que fue arrojado por una ventana en enero de 2016.

Daniel, un sevillano que impartía clases de música en Vitoria, se convierte de esta forma en la primera persona condenada en el País Vasco a prisión permanente revisable. El Supremo ha avalado de forma íntegra la sentencia que emitió el pasado septiembre la Audiencia de Álava, que le impuso otra pena de siete años y medio de cárcel por intentar matar a la madre del bebé, una brasileña residente en Burgos a la que había conocido a través de internet.

Por entonces ella tenía 18 años, 12 menos que Daniel. Este trabajaba como profesor sustituto en conservatorios de Vitoria, en los que impartía clases de saxofón. El 25 de enero de 2016, la joven se encontraba en la casa del varón, que según alegó durante el juicio, esa noche vio maldad y rabia en los ojos del bebé, al que definió como «la semilla del mal». Por esta y otras razones, su defensa llegó a pedir la eximente completa por enajenación mental.

Lo cierto es que, durante la madrugada, el procesado entró en el cuarto de las víctimas y posó su mano sobre el pecho de la pequeña. En ese momento, su madre se despertó y trató de apartarlo de su hija. Él la golpeó, le tiró del pelo y la arrojó al suelo mientras le decía que la iba a matar. Luego la llevó al balcón e intentó arrojarla por él, pero al no conseguirlo cogió un trozo de cristal y se lo clavó en el cuello.

Alicia, de apenas 17 años y 11 kilos de peso, se acercó en ese momento a su madre, que fue testigo de cómo el varón cogía al bebé y lo lanzaba por la ventana. Cayó desde una altura de cinco metros. A consecuencia del golpe sufrió traumatismos en el cráneo con hemorragia cerebral traumático, lo que le provocó la muerte al día siguiente.