Diario Vasco

A prisión el hombre acusado de haber violado a al menos cinco mujeres en Guipúzcoa

El agresor abordaba a sus víctimas y las doblegaba a su voluntad mediante el uso de un espray de pimienta

BilbaoActualizado:

El juez ha decretado el ingreso en prisión del individuo acusado de haber agredido sexualmente al menos a cinco mujeres en los últimos años en Guipúzcoa.

Según ha informado el Departamento de Seguridad, en la madrugada del pasado sábado día 13 una joven denunció ante la Ertzaintza haber sido víctima de una agresión sexual en Beasaín cuando se dirigía a su centro de trabajo.

Tras conocer lo ocurrido la Ertzaintza puso en marcha la correspondiente investigación con el fin de determinar la identidad del presunto agresor. Las primeras indagaciones llevaron a concluir que por su modo de actuar éste podría conocer las rutinas de la víctima, logrando identificar como principal sospechoso a un varón de 35 años.

Durante los días siguientes este fue sometido a vigilancia las 24 horas por parte de un grupo especial de seguimientos y una vez recabadas las pruebas necesarias y comprobada la coincidencia de su perfil genético con la del presunto agresor sexual obtenida por la Policía Científica en el lugar de los hechos, se procedió a su detención en la tarde del viernes por parte de agentes de la SCIC-PJ.

Al mismo tiempo se pudo comprobar que en el escenario de al menos otros cuatro ataques a mujeres registrados en los últimos años en Guipúzcoa, que estaban sin esclarecer hasta ahora, habían sido recogidas muestras biológicas de este mismo individuo, no habiendo podido atribuirse hasta ahora a ningún varón y habiendo llevado a concluir a que se estaba ante un agresor sexual en serie.

Además de la agresión sexual perpetrada en Beasaín, al arrestado se le imputan otras dos registradas en el 2012 en Andoain y Tolosa, habiendo actuado de nuevo en el 2013 en Anoeta y en el 2015 en Lasarte.

Todos los casos que se le atribuyen fueron llevados a cabo con el mismo «modus operandi». Actuaba durante la madrugada de los fines de semana o festividades, abordando a sus víctimas y doblegando su voluntad mediante el uso de un espray de pimienta o con pañuelos o prendas impregnadas en cloroformo, para llevar a cabo la agresión, en ocasiones, sin que la propia mujer supiera lo que había ocurrido por haber perdido la consciencia.

Tras su detención el arrestado fue trasladado a dependencias policiales con el fin de realizar los oportunos trámites y durante la mañana de hoy, jueves ha sido trasladado al Juzgado de Tolosa, decretando la Autoridad Judicial su ingreso en prisión.