Idoia Mendia, secretaria general del PSE
Idoia Mendia, secretaria general del PSE - EFE

Mendia pone fin a la polémica con Otegi y dice ahora que la «palanca» de su proyecto son las víctimas

La socialista afirma tener en cuenta todas las consideraciones que le trasladan los damnificados por ETA

VitoriaActualizado:

Aunque no se abordó el asunto directamente, el eco del brindis de Idoia Mendia con Arnaldo Otegi resonó en la reunión que mantuvo ayer el grupo parlamentario del PSE. La secretaria general de los socialistas vascos eludió la velada, pero aprovechó su turno de palabra para enviar un mensaje de cercanía a las víctimas del terrorismo. Un colectivo que, en palabras de la dirigente vizcaína, constituye la «palanca» del proyecto político de un PSE que tiene en cuenta todas las consideraciones que le trasladan los damnificados por ETA.

La mandataria socialista abanderó este martes la reunión de su grupo parlamentario dispuesta a dejar atrás la polémica generada a raíz de su cena con Otegi y los líderes de PNV y Elkarrekin Podemos, respectivamente Andoni Ortuzar y Lander Martínez. Una reunión que se enmarca dentro de un reportaje elaborado por El Diario Vasco y que generó controversia en el seno del PSOE. Hubo incluso dimisiones, como la que protagonizó José María Múgica, hijo del político asesinado Fernando Múgica.

Tras varias jornadas de silencio, Mendia respondió a sus detractores en un comunicado en el que exteriorizó su «indignación» por las críticas recibidas, al tiempo que enfatizó la lucha de su partido contra la «dictadura de ETA». Con dicha nota quiso poner fin a la polémica la mandataria socialista, que en la reunión de ayer trató de limar asperezas con las víctimas que se sintieron agraviadas por su brindis con el coordinador de EH Bildu. En este sentido, subrayó que aunque los damnificados por la violencia etarra no toman las decisiones políticas, para el PSE «son y serán la palanca de todas las políticas públicas» que se adopten en «materias tan sensibles» como las que se debaten en la ponencia de Memoria.

Un foro que, añadió, «ha demostrado su utilidad durante el tiempo que ha venido trabajando» y en el que los socialistas han «tenido en cuenta las consideraciones» que les han transmitido las víctimas «sobre todas las materias pendientes de resolver tras el final de ETA». En esta línea, aseveró que ahora es el momento de «afrontar cuál es la propuesta» que se quiere trasladar a la ciudadanía y de concretar las «bases éticas» sobre las que se ha de «construir la convivencia».

Un debate «de bajo nivel»

A pesar de los reproches recibidos, la dirigente vizcaína ha contado también con el respaldo de diferentes personalidades políticas. Entre ellas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien dice «respetar» la decisión de Múgica y el resto de críticos pero considera «injusto» que se ataque a Mendia por su encuentro con Otegi. «Si ha habido una persona que a lo largo de estos últimos años ha defendido la memoria de las víctimas y la convivencia en el País Vasco es la secretaria general del PSE», aseveró en una entrevista concedida a Efe.

También EH Bildu trató de quitar hierro a la cita organizada por El Diario Vasco. La «foto», dijo ayer su portavoz parlamentaria, Maddalen Iriarte, fue vista «con total normalidad» por la ciudadanía. La dirigente soberanista aseveró en EiTB que el debate generado en torno al brindis es «de bajo nivel», aunque admitió que resulta comprensible que algunas personas «tanto de un lado como del otro» sientan aún «dolor».

En todo caso, aseveró que cada uno de los partícipes del encuentro ha realizado «un trabajo increíble por la pacificación de este país durante los últimos años».