Iñigo Urkullu
Iñigo Urkullu - EFE

El lendakari se pone en contacto con Sánchez para cerrar cuanto antes las primeras transferencias

El Gobierno vasco mantiene la esperanza de cerrar un acuerdo este mismo jueves

VitoriaActualizado:

La negociación sobre el traspaso de cuatro nuevas competencias al País Vasco no se está llevando a cabo con la presteza que el Gobierno vasco deseaba. El lendakari, Iñigo Urkullu, ha reconocido esta mañana que todavía existen «diferencias» entre ambos Gobiernos a falta de apenas unas horas de que se inicie la campaña electoral.

Urkullu se ha referido, en declaraciones a los periodistas a su llegada al Parlamento vasco, a los contactos que mantienen los gobiernos central y vasco para tratar de cerrar el acuerdo sobre el traspaso de un paquete de cuatro competencias estatutarias pendientes de transferir al País Vasco.

Estas materias, que siguen en manos de la Administración central pese a que el Estatuto de Guernica de 1979 establece que son competencia de las instituciones vascas, son el tramo vasco de la autopista AP-68, las ayudas previas a la jubilación para trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo, la ejecución de la legislación estatal sobre productos farmacéuticos y el seguro escolar.

Mensajes con Sánchez

El lehendakari ha explicado que, desde la semana pasada, mantiene contactos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a través de un intercambio de mensajes, una comunicación que se desarrolla de forma paralela a las reuniones que mantienen las delegaciones técnicas de ambas administraciones para tratar de acercar posturas sobre las condiciones en las que se han de ejecutar estas transferencias.

Urkullu ha reconocido que se mantienen las «diferencias» entre ambas administraciones respecto a la valoración económica de las competencias que se prevé traspasar a Euskadi, si bien ha subrayado que el Gobierno vasco «mantiene la esperanza» de poder cerrar un acuerdo.

El lendakari ha explicado que en sus conversaciones con Sánchez le ha pedido que «atienda a los criterios en relación a la negociación» del calendario de transferencias acordado en su día entre ambas administraciones, así como a las «valoraciones» realizadas respecto a las competencias.

Urkullu, que ha explicado que el Gobierno Vasco mantiene «la mejor voluntad» en esta negociación, ha afirmado que le gustaría que el acuerdo se pudiera cerrar antes del inicio de la campaña electoral, que comenzará esta medianoche, con el fin de que las negociaciones no se vean condicionadas «a los dictados de las agendas de otras personas que están en campaña electoral».

Desde el Gobierno Vasco se ha explicado que las delegaciones de ambas administraciones siguen manteniendo contactos con el fin de acercar posturas sobre la valoración económica de las competencias que se prevé transferir al País Vasco.