Una agente de la Ertzaintza, en una imagen de archivo
Una agente de la Ertzaintza, en una imagen de archivo - Efe

Investigados dos ertzainas por agredir a una detenida en la comisaría de Guecho

Los agentes fueron grabados cuando propinaban un tortazo y varios puñetazos a la mujer

BilbaoActualizado:

Dos agentes de la Ertzaintza han tenido que declarar en calidad de investigados ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Guecho por la agresión que sufrió en la comisaría de esa localidad vizcaína una mujer detenida en mayo de 2018, según informa este miércoles el diario El Correo.

Fuentes del departamento vasco de Seguridad no han detallado lo ocurrido, pero han mostrado su disposición a aclarar los hechos.

Según lo publicado, los hechos por los que tuvieron que declarar los dos ertzainas, un hombre y una mujer, en sede judicial a finales de febrero pasado ocurrieron el 26 de mayo de 2018 y quedaron grabados por una de las cámaras de seguridad de la comisaría.

Ese día, la víctima, de 42 años, fue detenida tras encararse a una patrulla policial cuando los agentes, distintos a los que protagonizaron el incidente en comisaría, acudieron a un supermercado de Guecho a identificar a un «mendigo» que pedía limosna en la puerta.

La pareja de policías imputados fue la encargada de realizar el traslado a comisaría y ya en dependencias policiales, uno de los ertzainas propinó a la mujer un tortazo y al menos tres puñetazos en la cara después de que la detenida desobedeciese las órdenes que le daban los funcionarios y tratase de coger su cartera de forma insistente antes de ser introducida en la celda.

Denuncia por lesiones contra la mujer

Según la información publicada, los agentes imputados también denunciaron a la mujer por sendos delitos de lesiones y de atentado contra la autoridad.

Estos ertzainas fueron los primeros en interponer la denuncia el 27 de mayo de 2018, cuando se registró también, aunque después, la denuncia de la mujer.

A finales de febrero, los dos agentes declararon como investigados por estos hechos ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Guecho, encargado de la investigación.

Según el periódico, el agente que propinó los golpes aseguró que actuó al ver «comprometida la seguridad» de su compañera y que el primer «manotazo» fue de la detenida. La ertzaina investigada dijo que trató de «ponerse en medio», pero que no vio ningún golpe porque todo pasó «muy rápido».