El PSE se hace grande en Vitoria y aspira a ganar las elecciones

El PP se desinfla y caería hasta la cuarta posición, según la encuesta del CIS

BilbaoActualizado:

El mapa político de Vitoria tras el 26-M podría ser similar al de las pasadas elecciones generales. El proyecto de los socialistas vascos se postula como el más sólido de cara a las municipales, según la encuesta publicada este jueves por el CIS, que atribuye a la candidata Maider Etxebarria el apoyo mayoritario de los ciudadanos tanto por intención de voto como por simpatía. La segunda fuerza, según el mismo sondeo, sería el PNV, mientras que el PP caería hasta la quinta posición.

De cumplirse las previsiones, la caída del PP en la capital alavesa sería significativa, dado que hace cuatro años fue Javier Maroto quien se impuso con holgura al resto de partidos. Finalmente, quien gobernó fue el nacionalista Gorka Urtaran, que se alió con los socialistas para desplazar a los populares del Ayuntamiento.

A tenor de lo publicado por el CIS, la situación podría ser muy diferente tras las elecciones municipales, en las que previsiblemente será Maider Etxebarria, exdirectora de Turismo del Gobierno vasco, quien obtenga el respaldo mayoritario de los ciudadanos vitorianos. Concretamente, la macroencuesta atribuye al PSE el 9,5% del apoyo total en términos de intención de voto y el 12,8% si se incluye la variante de simpatía, aunque en el estudio no se especifica en cuántos escaños se traducirían esos números.

El PNV de Urtaran sería segunda fuerza (11,5%) aunque mantiene la carrera con los socialistas por la primera plaza, mientras que EH Bildu caería hasta la tercera posición (7,1%).

Por otro lado, el CIS sitúa al PP de Leticia Comerón cuarto con el 5,7% del apoyo ciudadano, ligeramente por encima de Elkarrekin Podemos (5,4%), cuyo discurso tampoco convenció a los vitorianos en las pasadas elecciones municipales. La encuesta vuelve a dar pocas opciones a Ciudadanos, al que otorga el 2,4% de los votos.

De esta forma, la formación socialista repetiría el éxito del pasado 28 de abril, cuando ganó las elecciones en Vitoria con un apoyo del 24,25%. Sin embargo, queda todavía mucha campaña por delante, y un amplio sector de la ciudadanía aún no ha decidido el color de su papeleta. De hecho, según el CIS el 11,1% no sabe a quién votar, mientras que el 12,2% prefirió no responder.