El Correo

El Gobierno vasco reconoce que había una denuncia por acoso hacia el niño hallado muerto en Guecho

La familia apuntó desde el primer momento a los malos tratos que sufría en su anterior colegio

VitoriaActualizado:

Continúa abierta la investigación para determinar las circunstancias que supuestamente llevaron a un joven de 13 años a quitarse la vida el pasado domingo en el municipio vizcaíno de Guecho. La familia apuntó desde el primer momento a los malos tratos que sufría en su anterior colegio, teoría que ha alimentado hoy la consejera de Educación, Cristina Uriarte, que ha reconocido la existencia de una denuncia por acoso hacia el menor.

La dirigente nacionalista ha destacado que se tomaron las medidas necesarias para evitar cualquier tipo de acoso aunque no hubiera «pruebas» del «bullying». Además, se ha sumado al dolor de la familia, a quien ha transmitido su «apoyo y solidaridad».

El joven abandonó la casa de sus padres el mediodía de este domingo, horas antes de que se advierta de su desaparición a la Guardia Municipal. La mañana del lunes, los agentes hallaron el cuerpo del menor despeñado en un acantilado de La Galea, en Guecho.

Los familiares señalaron a los responsables del anterior centro en el que estudiaba, a los que acusaron de no haber tomado las medidas necesarias para proteger al joven de los supuestos abusos que sufría por parte de sus compañeros. El propio centro emitió un comunicado en el que mostró su dolor por la muerte del joven, e informó de que se encontraba a disposición de las autoridades para colaborar en la investigación.

«Sentimos muchísimo el dolor de su familia y si hay algo que podamos hacer por ellos, saben que pueden contar en todo momento con nuestra solidaridad, apoyo y respeto a su intimidad y la de su hijo», destacó el colegio.