El secretario general del SUP en el País Vasco, Luis Mariano Rodado (i), junto al procurador Iñigo Olaizola
El secretario general del SUP en el País Vasco, Luis Mariano Rodado (i), junto al procurador Iñigo Olaizola - EFE

El SUP exige a Arzuaga que pida perdón a la Policía y 3.000 euros por los «daños morales sufridos»

El sindicato pide una indemnización por los «daños morales» casuados a los agentes

BilbaoActualizado:

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha puesto sus condiciones al parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga como paso previo a una nueva querella: que pida perdón y que pague 3.000 euros por los «daños morales» provocados por su esperpéntica actuación del pasado jueves. Así lo anunció ayer Luis Mariano Rodado, secretario general del sindicato en el País Vasco, que se mostró dispuesto a dar al soberanista la «oportunidad» de «retractarse» públicamente.

La central ha respondido de esta forma a los insultos y amenazas que profirió el pasado jueves el parlamentario de EH Bildu, que llamó «nazis» y «asquerosos» a los agentes y sindicalistas de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Ertzaintza que se desplazaron al Parlamento para protestar por la aprobación de la llamada ley de abusos policiales. «Ustedes son los franquistas que luchan para que no haya un reconocimiento de sus vulneraciones de derechos humanos», espetó Arzuaga, que ha raíz de sus declaraciones fue denunciado por Si.P.E, SPP y Dignidad y Justicia.

En este contexto, el SUP presentó ayer en los Juzgados de Vitoria un «acto de conciliación» contra el dirigente radical por sus «injurias y calumnias contra los miembros de la Policía Nacional». Se trata de un requisito legal previo al procedimiento legal con el que el sindicato pretende dar a Arzuaga una «oportunidad» para justificar «los motivos que le llevaron a realizar esas manifestaciones» y a «solicitar el perdón del ofendido públicamente».

El SUP también reclama al soberanista 3.000 euros por los «daños morales sufridos», que deberán ser enviados en el plazo de una semana. El dinero sería destinado «íntegramente» a la Fundación de Huérfanos de la Policía, informó ayer Rodado, que insistió en que las palabras de Arzuaga estuvieron «totalmente fuera de lugar» y constituyen «una falta de respeto a todas las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado que se han jugado la vida aquí y también a los que se la han dejado».

También el Sindicato Profesional de Policía (SPP) registró ayer una denuncia contra el parlamentario vasco, al que acusa de un delito de injurias a las fuerzas de seguridad. En la denuncia, a la que tuvo acceso Efe el sindicato sostiene que Arzuaga insultó y menospreció a los policías, y recrimina al Gobierno su «inactividad» ante las graves ofensas.