EFE

Cancelados 20 vuelos en el primer día de huelga en el aeropuerto de Bilbao

La jornada ha evidenciado el distanciamiento entre los trabajadores y la dirección

Bilbao Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La primera de las 14 jornadas completas de huelga convocadas por los trabajadores del aeropuerto de Bilbao se ha saldado con la cancelación de una veintena de vuelos, según confirmó Aena. En torno a 3.000 personas se han quedado en tierra en una jornada que ha transcurrido sin incidentes pero que ha puesto de manifiesto el distanciamiento entre los trabajadores y la dirección de La Paloma.

«Cerrado por huelga», rezaba desde primera hora de este lunes un cartel en las puertas de acceso en un aeropuerto del que debían partir 160 aviones. En pie de guerra se hallan los cerca de 150 empleados directos de Aena que se ocupan de tareas como las señales, operaciones, atención al cliente o bomberos, que desde 2016 reclaman un aumento de la plantilla para afrontar el incremento de las cargas de trabajo por el continuo aumento de pasajeros.

El comité de empresa ha cifrado en un 100% el seguimiento de la huelga durante el turno de mañana, aunque ha denunciado el incumplimiento de los servicios mínimos debido a la autorización de dos vuelos que «no estaban protegidos por la resolución de Fomento». Los sindicatos han anunciado que interpondrán una denuncia contra los responsables del aeropuerto.

Entre los vuelos afectados se encontraban los que tenían origen y destino a Madrid, Barcelona, París, Ámsterdam, Fráncfort y Múnich. Si bien es cierto que Aena anunció a través de las redes sociales de la huelga, ha habido quienes se han desplazado hasta el aeródromo con la esperanza de hallar una salida al problema.

Posturas alejadas

La jornada, que tal y como destacó el comité transcurrió sin que se registrara «ningún incidente», puso de relieve las diferencias entre las dos partes de un conflicto que se aventura largo. Los sindicatos -CC.OO., ELA, LAB y USO- insisten en la necesidad de incrementar la plantilla para hacer frente al paulatino aumento de pasajeros del aeropuerto de Lujua, que cerró 2018 con un incremento del 10% en el número de visitantes respecto al año anterior.

Además, sostienen que se han incumplido los acuerdos en materia de formación y que se han dificultado los planes de conciliación de los trabajadores.

Por su parte, la dirección sostiene que «no existe justificación» para la convocatoria de la huelga, pues bajo su parecer los motivos que alegan las centrales «exceden del ámbito de ese centro de trabajo tanto por razón de la materia como por el órgano legitimado para negociar». Y, por lo tanto, «acceder a su negociación local tendría impacto y afectación en el ámbito estatal».

De esta forma, la dirección afirma que algunas de las materias a las que se hace referencia en la convocatoria de la huelga ya están reguladas en el vigente convenio colectivo, «y cualquier modificación requiere de negociación a nivel estatal».