Hospital de Cruces, en Baracaldo
Hospital de Cruces, en Baracaldo - CC.OO.

Un ataque de lumbalgia producido en el vestuario antes de iniciar el turno es accidente laboral

El TSJPV da la razón a una axuliar de enfermería que padeció el episodio mientras se ponía el uniforme

VitoriaActualizado:

La Justicia vasca ha reconocido como accidente laboral el ataque de lumbago que sufrió una auxiliar de enfermería del hospital de Baracaldo media hora antes de iniciar su turno. Concretamente, cuando estaba poniéndose el uniforme, lo que a juicio del tribunal evidencia una «conexión clara» entre la patología y la ejecución del trabajo.

La empleada, S.G.M, padeció el episodio de lumbalgia en agosto de 2017. A falta de media hora para que se iniciara su turno, la trabajadora se encontraba en el vestuario del hospital para ponerse el uniforme obligatorio. Según ha informado CC.OO., el ataque se tuvo lugar al estirarse cuando trataba de ponerse un calcetín.

Debido a ello, S.G.M tuvo que estar de baja entre el 16 de agosto y el 26 de septiembre, periodo que ahora el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) estima que ha de ser reconocido como baja por accidente de trabajo y no por enfermedad común.

En su sentencia, el tribunal asimila el vestuario a un lugar de trabajo en el que se estaba llevando a cabo una previa y absolutamente necesaria fase de preparación para el mismo. En este sentido, estima que la patología sufrida por la auxiliar de enfermería presenta una conexión clara con la ejecución de sus labores. «Basta con que haya cierto grado de concurrencia causal […] sin que sea necesario que el trabajo sea la causa mayor, próxima o exclusiva de la patología», establece.

De esta forma, el hecho de acudir al vestuario para ponerse el uniforme se considera una actividad normal de la vida del trabajo, y por tanto condición sin la que no se hubiese producido el episodio de lumbalgia.