Nerea Llanos
Nerea Llanos - EFE

El apoyo del PP permitirá aprobar la reforma de la Ley de Policía

La norma reconocerá finalmente la carrera profesional de los agentes de la Ertzaintza

BilbaoActualizado:

El apoyo del PP permitirá a PNV y PSE, partidos que sustentan al Gobierno vasco, obtener el colchón suficiente para tumbar las enmiendas a la totalidad presentadas por EH Bildu y Elkarrekin Podemos contra la reforma de la Ley de Policía del País Vasco, que regula la actividad y el modelo por el que se rigen más de 10.000 agentes que conforman la plantilla de la Ertzaintza y los cuerpos locales. A cambio de su respaldo, los populares han reclamado la modificación de algunos artículos de la citada norma, que finalmente reconocerá la carrera profesional de los policías.

Se trata de una «reivindicación histórica» de los sindicatos, celebraba ayer Er.N.E, que junto a la central Esan valoró positivamente la «disposición» de los partidos a atender sus propuestas. Si finalmente sale adelante, la reforma de la ley daría lugar a un reconocimiento progresivo de la carrera profesional que permitirá mejorar los complementos de los ertzainas.

Esta es solo una de las 57 enmiendas parciales que ha planteado la formación popular y que fueron anunciadas este miércoles por la parlamentaria Nerea Llanos, que avanzó que existe «buena sintonía» entre su grupo y los de la coalición de Gobierno. De hecho, la dirigente del PP auguró que la norma podría estar aprobada para el mes de junio.

Sobre los aspectos a mejorar, Llanos hizo alusión a la Comisión de Control y Transparencia de la Policía vasca, destinado a analizar posibles actuaciones policiales «no correctas». En este sentido, el PP considera que la composición de este órgano que se prevé en el proyecto del Gobierno no garantiza su «imparcialidad», puesto que la mayor parte de los integrantes de la comisión serían mandos de la propia Ertzaintza. La popular se mostró partidaria de modificar el proyecto con el fin de facilitar la incorporación de expertos independientes.

Junto a Llanos comparecieron ayer los sindicalistas José Luis Moreno (Er.N.E) y Javier Ruiz de Arbulo (Esan), que la pasada semana se mostraron muy críticos sobre las declaraciones del líder popular Pablo Casado sobre la necesidad de desplegar a la Policía Nacional y la Guardia Civil en el País Vasco. Aunque no llegaron a abordar este tema en la reunión de ayer, ambos volvieron a incidir en la «independencia» de la Ertzaintza, reconocida en el Estatuto de Guernica, y rechazaron la creación de «jerarquías» entre fuerzas de seguridad.