El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso - EFE

Alonso cree que la postura de Urkullu respecto al Estatuto contradice a la del PNV

El presidente del PP vasco pide al lendakari «coherencia» en materia de autogobierno

Actualizado:

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha reclamado hoy al lehendakari, Iñigo Urkullu, «coherencia» en materia de autogobierno al considerar que su planteamiento en relación al nuevo Estatuto es «contradictorio» con los hechos de su partido, el PNV, en el Parlamento Vasco.

Urkullu tomó distancia ayer del acuerdo alcanzado entre el PNV y EH Bildu en la ponencia de autogobierno de la Cámara legislativa vasca e insistió en que se trata de un texto «inicial», por lo que es necesario «ensanchar» el acuerdo y garantizar que tenga «recorrido institucional».

En una entrevista en Radio Euskadi, Alonso ha considerado que tiene «motivos escasos» para confiar en el lehendakari después de que éste apueste por una propuesta de nuevo estatus político en Euskadi «legal» y «consensuada» y luego su partido haga «lo contrario» en el Parlamento Vasco a través del acuerdo con EH Bildu.

El dirigente del PP vasco ha señalado que Urkullu «sabe» que ese texto es «ilegal» y ha indicado que «si realmente el lehendakari cree que no es legal y no vale, lo que tendrá que hacer es liderar dentro de su casa y que el PNV lo retire y volvamos a empezar».

Alonso también ha mostrado al Gobierno vasco en minoría del PNV y el PSE la disposición de su partido a hablar de los Presupuestos de 2019, pero le ha avisado de que va a tener que «esforzarse mucho» y «negociar de verdad si no quiere entrar en una situación de prórroga» presupuestaria.

«Vamos a sentarnos a hablar», aunque «el asunto nos parece francamente difícil» y «con el esfuerzo que han realizado en años anteriores no vale», ha advertido el dirigente del PP vasco, que apoyó las cuentas vascas de 2018.

Tras considerar ayer el lehendakari que prorrogar los Presupuestos no sería dramático ante la posibilidad de que el PP decida no respaldar las nuevas cuentas debido al apoyo del PNV a la moción de censura que acabó con el gobierno de Rajoy, Alonso ha censurado que hable de «prórroga», pero no de «negociación».

Ha afirmado que la responsabilidad de que haya Presupuestos en 2019 es del Gobierno vasco y no del «modesto» grupo parlamentario del PP, que cuenta con 9 parlamentarios.

Según ha indicado, el PP va demandar al Gobierno explicaciones en relación a la estabilidad política en Euskadi y la implicación que ello tiene «a nivel nacional» y a la capacidad del Ejecutivo vasco para acometer reformas, después de que adquiriese compromisos en ese sentido y no haya habido «ni reforma en la educación, ni reforma de la RGI» y quede también pendiente la revisión del modelo fiscal.

Alonso ha admitido, además, que «las circunstancias no ayudan» porque «ellos construyeron una mayoría alternativa distinta para excluir al PP y ese es un elemento desde el punto de vista político que tiene su peso e importancia».

El dirigente popular también ha considerado al PSE «muy dócil» y ha opinado que se ha convertido en «un partido subalterno del PNV en Euskadi, muy cómodo» para el partido nacionalista.

Por otra parte, Alonso ha sostenido que el tratamiento en relación a los presos de ETA debe ser siempre «individualizado» y ha asegurado que en líneas generales el PP tiene una posición «bastante concordante» con la de las principales asociaciones de víctimas de ETA no favorable a acercamientos colectivos de reclusos.