El PNV de Álava suscribe a Egibar y asegura que España «lastra» a los vascos
El presidente del PNV en Álava, Joseba Egibar, pidió a las empresas vascas que «dejen de vender a España» /EFE

El PNV de Álava suscribe a Egibar y asegura que España «lastra» a los vascos

ITZIAR REYERO | BILBAO
Actualizado:

Acorralado como nunca por la sombra de la corrupción, el PNV alavés ha recogido el testigo del sector soberanista guipuzcoano, liderado por Joseba Egibar, y ha hecho un llamamiento en favor de la "independencia de cartera" de Euskadi porque España "es un lastre absoluto" que "impide a los vascos" salir de la crisis.

El presidente del PNV de Álava, Iñaki Gerenabarrena, que en los últimos dos meses trata de salvar el buen nombre del partido tras la causa abierta por la Fiscalía Anticorrupción contra ocho de sus dirigentes, aconsejó hoy "salir de España", toda vez se ha demostrado, según dijo, que el Estado español no permite tomar "medidas favorables" en materia económica para superar la crisis e "impide" el desarrollo de la política fiscal. "La pertenencia al Estado no nos ayuda, nos genera problemas, nos lastra", señaló tras pedir al lendakari, Patxi López, que no se quede "en mitad del río" y reclame "la totalidad de la Caja de la Seguridad Social".

"Los niveles de eficacia y eficiencia de la Administración y la economía vasca son terriblemente superiores a los del Estado", constató el dirigente peneuvista, que se quejó de que, "sin embargo", el País Vasco "tiene que seguir pagando al Estado ese 6,24 por ciento" que establece el Cupo para la financiación de las competencias exclusivas del Estado, como Defensa o Exteriores, informa Efe.

El Estado "intrusivo"

El líder del PNV alavés reconoció que el Concierto Económico vasco permite "mantener unos tributos concertados", aunque "en otros, léase IVAs, por ejemplo", es el Estado quien marca "los límites". Para Gerenabarrena, "la utilización" del Estado del artículo 149.3 de la Constitución, por el que tiene competencia exclusiva para marcar las líneas generales de la economía española, es "absolutamente intrusiva".

En ese escenario, Gerenabarrena explicó que cuando asumió su cargo como consejero de Agricultura de Ibarretxe, entró "como independentista de corazón", pero que tras conocer "los funcionamientos de la economía real del Estado", salió del Ejecutivo "siendo un independentista de cartera".

Vender en España

Aún y todo, aconsejó a los empresarios vascos que "sigan vendiendo en España, en Grecia, en Islandia, Finlandia, Marruecos, en Bali ... o donde puedan" y matizó a su compañero Egibar, pues "lo que dijo es que el motor de la economía española no va a ser el consumo interno, por tanto, el consumo en España, en el Estado" ya que éste se "va a reducir a todos los niveles porque está terriblemente endeudado", apuntó.