ABC

Un agente de la Brigada Móvil de la Ertzaintza dispara tres veces contra una ventana en la base de Yurreta

Asuntos Internos ha abierto una investigación para esclarecer el suceso

BilbaoActualizado:

Un agente veterano de la Brigada Móvil, la unidad antidisturbios de la Ertzaintza, disparó tres veces la madrugada del sábado contra la ventana de su habitación en la base de Yurreta, en Vizcaya. Tras el suceso, el propio ertzaina se desplazó con su vehículo hasta un centro sanitario. Asuntos Internos ha abierto una investigación para esclarecer el caso.

El agente se encontraba de retén en una guardia de 24 horas en la base de Yurreta, donde descansaban decenas de efectivos de las unidades especializadas de la Ertzaintza. En torno a las cinco y cuarto de la madrugada, el implicado, al que ya se le ha retirado el arma, realizó tres disparos desde su cama a la ventana de su habitación. Posteriormente se desplazó por sus propios medios hasta la Mutua, donde fue atendido por los sanitarios.

Desde la Policía autonómica señalan que el agente «tenía cara rara» los últimos días: «Me pareció desquiciado», confiesa a ABC uno de sus compañeros, que apunta que el detonante pudo ser el estrés y el malestar que existe en la unidad tras las últimas decisiones del Departamento autonómico de Seguridad.

En la misma línea, el sindicato Si.P.E achaca los hechos al clima de tensión que impera en una unidad que a su parecer el Ejecutivo trata de «desmantelar». Concretamente, desde la central hacen alusión a la «modernización» de la Brigada Móvil que el Departamento de Seguridad acordó el pasado junio con los sindicatos mayoritarios de la Ertzaintza, Erne y Esan.

ABC
ABC

Entre otras modificaciones, se estableció un régimen horario específico de nueve horas y media en semanas alternas de trabajo en detrimento de los retenes de 24 horas. Un calendario que rechazó la práctica totalidad de la plantilla de antidisturbios, que alegan que el «estrés adicional» se sigue manteniendo.

«Es una vulneración de los derechos de los agentes de la Brigada Móvil», argumentan desde el sindicato Si.P.E, que denuncian la «indefensión total» de los antidisturbios.