Detenidas 15 personas de una organización dedicada a tráfico ilícito de vehículos

En la operación se han realizado ocho registros domiciliarios en los que han sido recuperados 15 automóviles de alta gama

SEVILLA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Guardia Civil en la denominada operación 'Bull', desarrollada en la provincias de Cádiz y Málaga, ha detenido a 15 personas como presuntas integrantes de una organización dedicada al tráfico ilícito de vehículos que actuaba en la Costa del Sol. En la operación se han realizado ocho registros domiciliarios en los que han sido recuperados 15 vehículos de alta gama y numeroso material empleado para la sustracción de los vehículos.

La operación se inició el pasado mes de marzo, cuando la Guardia Civil detectó tras el desarrollo de varias operaciones contra el narcotráfico llevadas a cabo en el Campo de Gibraltar la utilización de vehículos sustraídos para el transporte de droga. Posteriormente, se pudo determinar que los vehículos sustraídos tenían un elemento en común ya que todos tenían un sistema de GPS de localización, en algún punto exterior del vehículo, que permitía saber en todo momento el trayecto seguido y el punto exacto de su localización.

Ante la sospecha de los investigadores de que estos elementos de localización se colocasen antes de proceder a la sustracción, se procedió al desarrollo de la operación 'Bull'. Por tal motivo, se pudo constatar que la organización, integrada principalmente por ciudadanos de nacionalidad búlgara, marroquí y española, estaba perfectamente estructurada. Los ahora detenidos supuestamente contaban con un alto grado de especialización para cometer los delitos y adoptaban unas medidas de seguridad en sus desplazamientos. Asimismo, la organización estaba dividida en tres fracciones dependiendo de su nacionalidad, teniendo establecido cada una un modus operandi.

Varios grupos dentro de la banda

El grupo de personas búlgaras con apoyo de los españoles, entre los que se encontraba el jefe de la organización, se dedicaban a localizar y sustraer los vehículos de alta gama, trasladándolos posteriormente a aparcamientos de urbanizaciones privadas situadas en la Costa del Sol para su ocultación. El segundo grupo, integrado por personas de origen marroquí, presuntamente se dedicaba a la localización de compradores y posterior entrega de los vehículos sustraídos a personas relacionadas con el narcotráfico y el tercero se dedicaba al traslado de vehículos al norte de Marruecos a través de los puertos de Algeciras, Tarifa y Málaga.

En los ocho registros efectuados en las localidades de Estepona, Marbella y Fuengirola (Málaga) se ha intervenido numeroso material utilizado para la sustracción de los vehículos (balizas para el control de los vehículos sustraídos, ordenadores portátiles para el control de las balizas, llaves maestras electrónicas para el arranque, llaves maestras de metal, inhibidores de frecuencia, mandos a distancia de los garajes, teléfonos móviles, cables para la descarga de los datos de las centralitas de los vehículos, navegadores GPS donde marcaban los puntos de vehículos a sustraer y abundantes herramientas.